Por Pamela Silva
7 agosto, 2018

Meghan de nuevo en el centro de las críticas, y esta vez ni siquiera es su culpa.

Pareciera que el mundo simplemente no quiere dejar en paz a Meghan Markle, incluso cuando ni siquiera es su culpa. Y ahora nuevamente es blanco de críticas, por lucir la tradicional tiara de la flor de lis española -aunque, no es su responsabilidad porque ni siquiera es ella misma quien la está usando-.

En esencia, si es ella quien la está usando, pero no es una fotografía o es que la mismísima Meghan se la haya colocado, sino que se trata de una pintura de ella.

Tim O’brien

El retrato lo hizo Tim O’Brien, reconocido ilustrador y pintor estadounidense quien también es el presidente de la Sociedad de Ilustradores de Nueva York. El retrato es la portada de la última edición de la revista The Key perteneciente a la hermandad Kappa Kappa Gamma, a la que Meghan perteneció mientras estudiaba en la Universidad de Northwestern.

O’brien trabaja habitualmente en publicaciones como Time y se caracteriza por tener una inspiración pop en todos sus trabajos. Y el de Meghan es un bello retrato de la Duquesa de Sussex vestida con traje antiguo, el problema radica en su cabeza.

AP

Porque esa tiara que porta Meghan en el retrato no se trata de cualquier tiara (y no es ni siquiera una perteneciente a la corona británica), sino que se trata de una joya tradicional de la familia real española.

Gtres

La última mujer en lucirla es la reina de España, Letizia, puesto que la tiara pertenece a la soberana del país y se ha transmitido de reina a reina desde que se creo en 1906.

Ahora no se sabe si O’Brien simplemente se equivocó de tiara o quiso hacer algún tipo de homenaje a la Reina Letizia comparando a la duquesa con la periodista.

¿Ustedes qué creen?

Puede interesarte