Por Camilo Fernández
25 octubre, 2018

No sería raro que la misma duquesa haya pedido una protección femenina.

Se suponía que Meghan Markle iba a compartir por 20 minutos en su visita a un mercado de Suva, Fiji, pero la duquesa de Sussex no alcanzó ni a estar 6 minutos cuando el equipo de seguridad la alertó y la evacuó rápidamente del lugar.

Según, el Palacio de Kensington, esto se debió a un “riesgo de la seguridad”, debido a la aglomeración de personas. Estando embarazada y debido a su importancia, decidieron cancelar la cita.

Instagram @hrhtheduchessmeghan

Si bien el lugar en sí no era peligroso, los accesos al mercado eran estrechos, provocando que el calor y la humedad subiera considerablemente.

Instagram @hrhtheduchessmeghan

Una de las cosas que llamó la atención, es que Meghan tiene su propia guardaespaldas femenina. Según el diario británico, ella está armada y viene trabajando con la pareja real desde hace varios meses, además de participar en esta gira por Oceanía.

Instagram @hrhtheduchessmeghan

Esta oficial vino a reemplazar al jefe de seguridad de larga data del príncipe, el sargento Bill Renshaw, quien se retiró tras 30 años de servicios en la fuerza.

Instagram @hrhtheduchessmeghan

Para encontrar una mujer para el trabajo, se habrían demorado harto tiempo, siendo ella la candidata ideal. La Policía Metropolitana ha confirmado que “hay varias mujeres que trabajan dentro del Comando de Protección de Real, incluida la quien está trabajando en Australia”.

Daily Mail

Conociendo la posición feminista de Meghan, no es impensado que ella misma haya pedido una mujer para estar a su lado, que incluso utiliza tacones, no importa que tenga que enfrentarse a situaciones de riesgo y correr.

Puede interesarte