Por Pablo Román
15 mayo, 2018

Su hermanastra, por otro lado, culpa a los “medios buitres”

Las monarquías en la actualidad sólo sirven para darnos bodas reales. Es que su utilidad no es de mayor importancia, pero puede que mis comentarios pequen en la ignorancia (sin embargo, me atrevo a decirlo sin miedo). Me gustaría parar unos segundos y hablar de la familia de la que será la princesa Meghan.

En esta historia de amor de ensueño, donde una “plebeya”, común y corriente sangre sucia (broma, no se ofenda ¿ya?) une sus lazos con un príncipe que le gustaba festejar vestido de nazi en su adolescencia para convertirse en una pieza importante del reinado británico, la familia de Markle ha jugado un papel importante. 

TheSun

Sin embargo, debemos enfrentar que su familia, no le ha ayudado a ella, sino a nosotros, los medios.

Para mí, esto hace mejor la historia de amor e incluso que sea digno de escribir para un guión de comedia satírica británica como Shameless.

El padre de Meghan es uno de los primeros en entrar a la lista. Junto con un paparazzi, idearon una serie de fotografías en las que Thomas Markle se “preparaba” para ir al matrimonio de su hija.

Jeff Rayner/Coleman-Rayner

Aquí leyendo todo sobre su hija y el tal Harry.

Jeff Rayner/Coleman-Rayner

Buscando los mejores destinos del Reino Unido con un café.

Jeff Rayner/Coleman-Rayner

Tomándose las medidas para tener el mejor traje que un padre puede tener para una boda real.

Lamentablemente, se descubrió que Thomas vendió las fotografías y que, por culpa de esto, más la vergüenza que sintió, no irá a ver a su hija casarse con Harry. Así que el padre de Meghan decidió que su madre, Doria Ragland, era la mejor opción para entregar la mano de su hija.

Pero eso no es todo, ya que su hermanastra acaba de salir en defensa de Thomas, más o menos.

ITV

Sucede que, según lo que cuenta Daily Mail, Samantha le dijo a Thomas que realizara las fotografías para el “beneficio de la familia real”.

Pero esto es extraño, ya que, el mismo medio afirmó que las imágenes se vendieron en 100 mil libras, sin embargo, Samantha dice todo lo contrario.

“Soy el culpable por completo. Le dije que le mostrara al mundo ‘Me pongo en forma y me pongo saludable’, así que lo sugerí para beneficiarlo a él y a la familia real”, contó la hermanastra de Meghan.

Por otro lado, agregó que “el motivo nunca fue el dinero”, que “no tenía idea” de que le habían pagado y que “ellos no pagan tanto”.

En televisión en vivo, Samantha además culpó a los “medios buitres” por lo que pasó con su padre.

Pero, Piers Morgan, quien estaba realizando la entrevista la encaró y le dejó en claro que ella, Samantha, estaba escribiendo un libro titulado “Diario de la hermana de la princesa ambiciosa”.

Pequeña buitre“, la catalogó Piers.

ITV

Esa es la familia de Meghan, mis queridos amantes de la prensa rosa.

Meghan, amo a tu familia. 

Puede interesarte