Por Antonio Rosselot
25 junio, 2020

La actriz siempre ha tenido una especial inquietud por las causas sociales, lo que la llevó a amasar pan y preparar bandejas para caridad junto a su marido, el príncipe.

Desde que oficializaron su desligamiento de la familia real británica hace unos meses, Meghan Markle y el príncipe Harry han aprovechado este tiempo para mantenerse lo más alejados posible de las cámaras y las portadas en su nueva residencia de Los Angeles (California, EE.UU).

Doug Peters

Sin embargo, ese hermetismo se rompió cuando el martes pasado ambos visitaron —principalmente por iniciativa de Meghan— la panadería Homeboy Industries, que actualmente dedica sus días a preparar platos de comida para los más vulnerables de la ciudad.

Además, esta empresa tiene una característica especial: todos sus empleados son antiguos miembros de pandillas de Los Angeles y ex reos, quienes son guiados y orientados para transformar sus vidas y salirse de los malos hábitos.

IG: @homeboyindustries

La panadería compartió fotos de la visita de la pareja en su cuenta de Instagram, en donde agradecieron su presencia y ayuda preparando las bandejas de alimentos.

https://www.instagram.com/p/CB022BWJH_E/

«Gracias a Harry y Meghan, el duque y la duquesa de Sussex, por visitar y pararse como iguales ante los equipos de nuestro café y panadería. Nuestro personal estaba emocionado al trabajar con ellos, que ayudaron a preparar la comida y aprendieron más de nuestro programa #FeedHOPE, en el cual trabajamos para llevar platillos a adultos mayores y jóvenes con dificultad para conseguir alimento en Los Angeles, en el marco de la pandemia de COVID-19».

Homeboy Industries (@homeboyindustries)

A partir del registro, Meghan y Harry vistieron ropa cómoda y sencilla para la actividad, ayudando a amasar y hornear pan, y clasificando cajas de alimentos para los vulnerables de su nueva ciudad de residencia.

IG: @homeboyindustries

La panadería es dirigida por el padre Gregory Boyle, con quien la pareja han estado conversando sobre el movimiento de justicia racial que actualmente está desarrollándose en EE.UU. Además, el cura y Meghan se habían conocido hace 20 años en un taller de la panadería, donde ella y su madre cocinaron tamales.

«Se arremangaron las camisetas y se vincularon profundamente con nuestros trabajadores en la panadería y café. Fue una sensación de igualdad inmediata, y muy alentadora en su mutualidad».

Padre Gregory Boyle al Daily Mail

PA

Resulta que Harry y Meghan, especialmente, tienen un interés particular en la lucha contra las injusticias del sistema, marcada por la empatía, el cariño y la compasión.

De acuerdo al Daily Mail, un amigo de Meghan señaló que su instinto de dejar el Reino Unido y mudarse a California le hacía pleno sentido ahora, ya que creía estar «destinada» a pelear contra el racismo sistémico en EE.UU. Además señaló que la duquesa sentía que su «tremenda urgencia por desarraigarse de Inglaterra» era el destino que la llevaría a liderar el movimiento de reivindicación racial.

Por lo que hemos visto ahora y también en los últimos años, Meghan Markle siempre ha tenido una gran inquietud por las causas sociales. Esperamos que ahora con su nuevo estatus de ciudadana de a pie, pueda sacar más provecho a sus redes y recursos para comenzar a generar un cambio.

Puede interesarte