Por Kat Gallardo
16 mayo, 2018

Para los que creen que Harry poco menos que la recogió de la calle

Los últimos meses, tratar a Meghan Markle como si hubiera sido una chica del montón al que rescató el Príncipe Harry ha sido la tónica de varios medios de comunicación. ¿Machismo? ¿Clasismo? ¿Racismo? Podríamos nombrar una serie de variables, pero es mucho mejor apegarnos a los hechos.

Dicen que la clase no se compra con dinero y no hay nada más cierto en eso. Por ejemplo, Donald Trump, creo que les puede sonar. Hay muchas formas de demostrar que la “clase” no es algo que deba medirse con bienes materiales o el nivel socioeconómico de una persona.

https://www.instagram.com/p/BgEZ8v_hSpl/?taken-by=kensingtonroyal

Parte de la familia paterna de Meghan, junto a ciertos medios, sin duda se han encargado de bajar la categoría a la boda real. La verdad es que nadie elige a su familia y es injusto juzgar a una persona por los actos de un grupo de personas con las cuales no se comparte mucho más que lazos sanguíneos y no una relación real.

Aburrida de leer comentarios en redes sociales con gente tirando dardos contra Meghan y cosas como “Sal de ahí Harry, estas son las señales para que huyas”, me encomendé en la misión de buscar los datos concretos por los que todos deberían dejar de tratarla como si fuera cualquier “recogida”, cuyo único propósito en la vida era encontrar la estabilidad económica en manos de un miembro de la realeza.

Hay que recordar que un príncipe o rey o lo que sea, es también una persona, que no elige con el dedo con quien se va a casar y la otra parte acepta sin dudar. Meghan tampoco estaba esperándolo, las cosas pasan, y a ella, le tocó enamorarse de un príncipe, así que basta de la envidia.

Esta era Meghan antes de conocer a Harry. No era realeza ni tenía la fortuna que ahora tiene su novio, pero siempre tuvo privilegios:

1. Durante su infancia estudió en un colegio privado de Hollywood

El colegio donde estudió cuando niña era el Hollywood Little Red Schoolhouse, en donde la incorporación es de 1.500 USD y el arancel anual es de 22.700 USD.

Sólo por hacer un ejemplo, Lily Rose Depp, la hija de Johnny Depp, asistió al mismo colegio, al que van diversos personajes cuyos padres trabajan en la industria hollywoodense.

YELP

2. Asistió a un colegio católico privado cuyo valor anual supera el ingreso anual de varios

Su colegio era el Immaculate Heart High School, una institución privada católica de niñas. El arancel anual es de 16.700 USD, sin contar otros gastos adicionales que se pagan en la incorporación.

The Mail

3. Era parte de una fraternidad bastante selectiva entre las chicas de su Universidad

No cualquiera se incorpora a una fraternidad en Estados Unidos. Debes pagar una cuota de incorporación, aranceles anuales que incluyen quedarte en la casa mientras estás en la Universidad y tener cartas de recomendación. Así es como se vive en la Kappa Kappa Gamma de Northwestern.

https://www.instagram.com/p/Ba2jRbMnnnX/?taken-by=northwestern_kkg

4. Su madre vive en un barrio de clase media alta donde tiene amigos Barack Obama

Si bien algunos medios ingleses dijeron que el barrio donde vive la madre de Meghan era uno de los más peligrosos, dominados por “bandas criminales”, la verdad es que View Park-Windsor Hills es conocido como “el Beverly Hills negro”, por contar entre sus vecinos con familias de clase media-alta y una población mayoritariamente afroamericana

Los precios de las casas rondan los 770 mil dólares, con varias que superan el millón de dólares. Se trata de una zona tranquila del norte de Los Ángeles, donde vivió el músico Ray Charles durante años y es habitual ver al presidente Barack Obama visitando a algunos de los amigos que residen ahí.

The Mail

5. Antes de ser la futura esposa de Harry, su fortuna estimada era de 5 millones de dólares, sin contar los derechos de imagen

Hasta aquí, dependiendo del país desde donde se vea el panorama, Meghan vivió sin mayores problemas económicos, como parte de la clase media alta de Estados Unidos. Gracias a la serie Suits, ganaba medio de millón de dólares al año y manejaba un Audi SUV.

Por cada capítulo de la serie, Meghan facturaba alrededor de 50 mil USD, pero también contaba con patrocinios por 80 mil USD.

The Mail

Claro que nada de lo anterior se compara con la vida y fortuna de Harry, pero no está nada mal para alguien que no es de la realeza, ¿cierto?

Puede interesarte