Por Maximiliano Díaz
7 marzo, 2018

¿Es una indirecta para que Harry sepa que ella tiene una vida demasiado cara?

La boda entre Meghan y Harry cada vez está más y más cerca. Junto con esto, a la pareja se le ha de venir un enorme nerviosismo. No es raro pensarlo así, si todos los medios del mundo están sobre ti, tu pareja, y tu boda, lo más seguro es que te sientas un tanto estresado, y necesites una buena dosis de relajación para poder llegar a la boda más fresco.

Es por eso que Meghan disfruta las semanas que le quedan de novia en la Casa de Campo Soho, a las afueras de Londres. Según los famosos medios E!, y Us Weekly, el gran amigo de Meghan, Markus Anderson habría ayudado a Meghan y a un pequeño grupo de sus amigos con un relajante día de buena comida y mucho consentimiento.

Instagram/sohohouse

Y no es raro que alguien envidie a Meghan por esa hermosa tarde. La finca a la que fueron a pasear tiene cabañas, piscinas interiores y exteriores, un salón de cine, canchas de tenis, un spa, un sauna y una cocina donde ofrecen clases gastronómicas; además, hay un establo para andar a caballo. El lugar es realmente fantástico:

Instagram/sohohouse
Instagram/poppinspalmer
Instagram/valy.ia
Instagram/sohohouse
Instagram/shoshanaleaman
Instagram/primroseinteriors
Instagram/sachaforbes1

De acuerdo a E!, los padres de Meghan estarán en la ciudad para el bautizo y la confirmación de su hija por la Iglesia de Inglaterra. Esta será la primera vez que el padre de Meghan, Thomas Markle, y el príncipe Harry se vean en persona.

La ceremonia será en el palacio de Kensington, y será el último gran paso que la ex actriz dará hasta su matrimonio, en mayo.

Esperemos que esté lista para lo que se viene.

Puede interesarte