Por Camila Cáceres
1 diciembre, 2016

“Lo está haciendo mucho mejor (…) creo que realmente se va a su lugar feliz, como su papá cuando está en la piscina”.

Michael Phelps, ganador de 28 medallas olímpicas, rompedor de récords y probablemente parte criatura marina decidió que su pequeño Boomer debía aprender sobre el negocio familiar, así que después de llevarlo a conocer la piscina y enseñarlo a hacer burbujas, él y su esposa decidieron que era hora de una clase de natación real. ¿Su profesora? Cathy Bennett, la mujer que comenzó a entrenar a Phelps cuando era niño.

Claro, por si no lo recuerdan, Boomer Phelps todavía no tiene un año.

Boomer claramente prefiere estar en brazos de su familia que en el agua. Quizá Michael debería esperar algunos meses e intentarlo de nuevo.

Por supuesto, dista mucho de ser la primera vez que “Boom-Boom” se mete al agua.

Esta estrella olímpica con sus 28 medallas insiste en pensar positivo.

“Lo está haciendo mucho mejor (…) creo que realmente se va a su lugar feliz, como su papá cuando está en la piscina”.

Michael acerca de su hijo medio dormido en sus brazos-

Got to come hang out at the pool with grandpa @coach_bowman !! We have our matching hats on to protect us from the sun

A photo posted by boomer phelps (@boomerrphelps) on

A pesar de que claramente Boomer quiere estar a miles de kilómetros de esa piscina, el video es ridículamente adorable.

Quizá prefiera correr que nadar. ¿Qué crees tú?

Puede interesarte