Por Luis Aranguren
3 septiembre, 2019

Según el estudio, las personas escriben en exceso debido a sus inseguridades y tal vez piensen en terminar la relación.

Una relación necesita dos cosas para mantenerse estable, confianza y amor, ambas necesitan estar en igual medida o tal vez la relación estará destinada al fracaso. En la mayoría de las ocasiones suele faltar más la primera por celos e inclusive inmadurez.

Freepik

Una clara de esto son las excesivas veces en la que tu pareja te escribe, para saber dónde o con quién estás lo que absorbe a la otra persona al punto de querer huir. Claramente eso demuestra una gran falta de amor propio y hacia la otra persona.

Según la psicóloga Theresa E Didonat, los mensajes de texto, Whatsapp o cualquier medio que utilicen  actualmente para comunicarse están vinculados con la estabilidad de las relaciones.

Pixabay

Específicamente en las relaciones heterosexuales, las mujeres que envían mensajes de texto se sienten más felices. Al contrario los hombres que lo hacen suelen sentir infelicidad, y pueden pensar que sus parejas le son infiel o consideran la ruptura.

Por otra parte el Psychology Today asegura que los hombres y mujeres utilizan los mensajes de texto para persuadir a sus parejas y expresar la ira, celos o cualquier sentimiento negativo que no se atreven a afrontar.

Pixabay

Para evitar esa clase de inconvenientes, ambas fuentes recomiendan a las parejas establecer normas claras sobre escribirse y de ese modo evitar confusiones. Es entendible la influencia de la tecnología en nuestras vidas actualmente, pero las relaciones personales deben mantenerse así, ‘personales’.

Conversar cualquier situación es una mejor manera de solucionar problemas, además de que le permite a la otra persona conocer realmente lo que ocurre por la gesticulación y tono de la voz utilizado. Del mismo modo sube los niveles de confianza entre ambos, porque la comunicación es la clave de todo.

Hola Mujeres

Así que apaga el celular y reúnete con ese ser amado, él quiere escucharte y también ser escuchado. A largo plazo agradecerán haber tenido esa conversación que probablemente han evitado.

Puede interesarte