Por Luis Aranguren
25 junio, 2020

Su padre se niega a desconectarlo, tiene fe y espera que en algún momento vuelva a despertar.

Muchos piensan que una vida llena de lujos nos da la garantía de que será perfecta y tendremos la oportunidad de hacer todo lo que queramos. Pero la verdad, al ser humanos solemos ser endebles y estar expuestos a situaciones que pueden cambiar nuestro estilo de vida en un segundo.

Así le ocurrió al príncipe moderno Al Walid bin Jalid Talal al Saud, quien hace más de 15 años se encuentra en cama por culpa de un accidente automovilístico.

Cuando tenía 18 este miembro de la realeza quedó postrado, desde entonces es conocido como el «príncipe durmiente». Su familia por suerte cuenta con los recursos para mantenerlo con vida, esperando que Dios les haga el milagro de traerlo de vuelta.

Lamentablemente parece que en ocasiones el lujo no deja a las personas ser más conscientes sobre los peligros de los excesos, pues el otro príncipe, hermano de Al Walid, tuvo un accidente de automóvil parecido.

Twitter / Reem Alwaleed

Por suerte, este último de nombre Mohamed se encuentra en recuperación y sin mayores complicaciones, lo único que perdió fue su lujoso carro deportivo. Es por eso que todos recordaron a su hermano, tras mucho tiempo sin saber de él.

Aunque muchos rumores circularon sobre su presunta muerte, un sobrino del rey y primo del príncipe desmintió esto a través de Twitter.

Hasta el momento solo se sabe que su papá no planea desconectarlo y tiene fe en que más adelante ocurra un milagro que lo devuelva a su vida normal. Sobrevivió 10 años a terapias intensivas, esto habla de que tiene la fuerza para lograr mucho más.

 

El rey Al Walid bin Jalid bin Talal, es un multimillonario poseedor de una de las más grandes fortunas en Arabia Saudita, con una riqueza que supera los 17 mil millones de dólares según Forbes.

Con tanto dinero no se ve en la obligación de desconectar a su hijo, al contrario, tiene la esperanza de que exista algún tratamiento que pueda traerlo de vuelta. Mientras tanto se mantiene como un buen hombre de negocios con inversiones en Apple, Twitter, Disney y otras empresas más.

Twitter / Reem Alwaleed

Sin duda una historia que nos permite reflexionar sobre el amor y el dinero, es probable que ese padre daría todo lo que tiene por volver a recibir un abrazo de su hijo. Sin embargo, no puede, aunque no pierde la esperanza de que eso vuelva a ocurrir.

Esperemos que sus esperanzas se cumplan y pronto pueda volver a tener a su hijo de vuelta, seguramente no es nada fácil.

Puede interesarte