Por Leonardo Granadillo
17 junio, 2019

La ciencia respalda la necesidad de playa, ya tienes la excusa perfecta 🏖

Ir a la playa es un hobby demasiado común, ni siquiera es necesario bañarse para disfrutar de la maravilla de la naturaleza, el calor, la arena en nuestros pies, pueden ser sensaciones muy agradables para la mayoría de nosotros.

Pero lo que siempre pensamos había sido solo cuestión de gustos puede tener su ciencia, según un estudio realizado por un equipo europeo llamado BlueHeathlos sonidos del mar estimulan cierta zona de nuestro cerebro llamada corteza pre-frontal, es esa área la que nos da emociones y reflexión, por lo que el mar tiene la capacidad de ampliar nuestro bienestar emocional.

Es decir nuestro cuerpo puede sentir una relajación, una paz interior que se asemeja a lo que sentimos mientras practicamos yoga. Nuestro organismo estaría absorbiendo oxígeno y de esta forma regulando  nuestros niveles de serotonina, una sustancia que controla la ansiedad sostiene otra investigación.

“Cuando miramos hacia el mar, o a lo largo de la costa, percibimos un entorno predecible y estable, nos sentimos seguros cuando estamos en lugares libres de amenazas como animales salvajes en la selva o delincuentes en una gran ciudad”

Michael Merzenich – Neurocientífico

Datos que respaldan la mística que sentíamos cuando íbamos desde pequeños a la playa, parecía haber algo que no podíamos describir pero que nos hacía sentir como aliviados, seguros, tranquilos, no por nada el sueño de muchas personas es tener un hogar a orillas del mar.

Ya sabes exactamente que decir para que te lleven a la playa este año, no se necesitan más excusas.

 

Puede interesarte