Por Hisashi Tanida
10 octubre, 2017

Le prometieron un hombre “con un carácter parecido, ambicioso, exitoso y profesional”.

Dicen que el cliente siempre tiene la razón, sin embargo, si es que alguna vez trabajaste en la industria, sabrás que esto es mentira. Pero hay muchos más lugares donde el cliente sí la tiene, como los sitios de citas, donde si vas a pagar 5 mil dólares por una subscripción, más les vale que te den a la pareja de tus sueños.

En el caso de Zöe Daly fue totalmente lo contrario. Según comentó a al Sidney Morning Herald, Zöe se registró en Elite Introductions, una agencia privada de citas que le prometió encontrar un hombre “con un carácter parecido, ambicioso, exitoso y profesional”.

Ahora, si los demandó, fue porque encontró otra cosa: Zöe declaró que su cita era un hombre “muy negativo“, que no mostró ningún interés en ella, que “habló de sí mismo todo el tiempo“, que no era “apasionado por su trabajo“, que estaba “avergonzado de su familia” y que hizo comentarios ofensivos sobre su auto. Además, sus preferencias estaban entre los 32 y 38 años, y el tipo que se presentó tenía 40 y se veía “mucho, mucho mayor”.

Daly llenó las denuncias correspondientes contra la agencia, en la que incluía un trato engañoso bajo las Leyes del Consumidor en Australia, maquillando el concepto de “hombres maravillosos”. Además, alegó que Trudy Gilbert, fundadora de la compañía, la habría influenciado a firmar un contrato de 5 mil dólares por 12 meses.

Los tribunales le dieron la razón a Zöe Daly por “tratos confusos y engañadores además de técnicas de presión para vender”.

Yo también quiero que me reembolsen por todas mis citas horribles.

 

Puede interesarte