Por Luis Aranguren
28 enero, 2021

Conocida como la “piscina del diablo” es un lugar que muchos evitan, pero ella se atrevió un poco más.

En estos tiempos de Instagram y Facebook todos queremos una buena fotografía pàra postear, de ese modo mantenernos en la palestra y llamar la atención. El problema con esto ocurre cuando no valoramos la vida sobre lo genial que puede ser todo.

Seguro has leído de algún accidente de algún “influencer” que quiso hacer algo en un lugar peligroso y no salió tan bien como esperaba.

Instagram / Amairis Rose

Aunque este no es el caso, queríamos crear conciencia sobre esta situación pues vamos a contar la historia de Amairis Rose quien posó en la orilla de una peligrosa cascada. Ubicadas en las Cataratas Victoria (Zimbaue), la Devil’s Pool o la piscina del diablo tiene más de 500 metros de profundidad.

A pesar de eso la estudiante de 25 años fue fotografiada sosteniéndose solo con sus brazos al borde de este.

Instagram / Amairis Rose

Aunque valoramos que no tenga para nada miedo, no podemos evitar resaltar el peligro al que estuvo expuesta solo para tener unos likes en Instagram. Y es que para poder nadar con autorización en este lugar, el nivel de agua tiene que ser muy bajo y eso solo ocurre desde finales de agosto hasta principios de enero.

Las fotografías estaban llenas de mucha controversia, a unos les encantó todo lo que podían ver desde ahí y que fuese tan valiente.

Por supuesto estaba la contraparte, quienes reclamaban que era algo irresponsable y que inspiraba a otros jóvenes a hacerlo y puede que ellos no tuviesen la misma suerte. Ella respondió a eso que la experiencia fue liberadora, no tenía nada de miedo de lo que pudiese pasar porque se sentía segura.

Aunque ella no es la primera persona que realiza este tipo de fotografías, estas suelen realizarse con ayuda de guías y cuerdas de seguridad de las que en las fotos carecía.

Instagram / Amairis Rose

Sin duda el mundo de la tecnología ha cambiado la prioridad de las personas, quienes prefieren tomarse una buena fotografía a estar seguros. Sabemos que el mundo es de los atrevidos, pero no exactamente de los que se toman fotografías peligrosas sino de los que arriesgan todo para salvar a otros.

Instagram / Amairis Rose

Esperemos que todos puedan pensarlo dos veces a partir de ahora cuando se tomen estas fotografías, si bien quedaron muy lindas en ocasiones es mejor pasar y buscar otras opciones o lugares para ser cool.

Puede interesarte