Por Catalina Maldonado
2 diciembre, 2020

Cuando Laferte anunció su participación en el festival azteca Okupa Bloque Negro, se llenó de críticas en redes sociales a raíz de una serie de denuncias de transfobia contra sus organizadores. A pesar de que el evento tenía como objetivo ayudar a mujeres, la chilena decidió no presentarse.

Sin buscarlo, Mon Laferte se vio envuelta en un escándalo que la llevó a una serie de criticas en redes sociales y es que aceptar participar en un festival que parecía solo tener buenas intenciones, terminó en un acusaciones relacionadas con la transfobia. 

A través de su cuenta de Instagram, la cantante chilena anunció su participación en el festival Okupa Bloque Negro para dar un pequeño concierto y así reunir ayuda para mujeres que lo necesitan en México. Sin embargo, tras confirmar su participación una ola de críticas llegaron acusándola de transfóbica por dar su apoyo a la organización de dicho evento.

Agencia Uno

“Pues si es bien desmoralizante ver que @monlaferte esté apoyando los movimientos feministas anti-trans :(“ fueron parte de los comentarios que surgieron en torno a la situación, donde se adjuntaron imágenes que probaban la acusaciones contra la Okupa.

A pesar de la cantante de “Tu falta de querer” desconocía las acusaciones, luego de ser acusada en redes sociales, decidió cancelar su participación del festival y todo lo contó a través de una publicación en su cuenta de Instagram, donde dio su posición con respecto a la situación.

Instagram

Hace algunos días recibí la invitación para ir a visitar la @okupa_bloque_negro (ex CNDH), lugar que actualmente es un refugio para mujeres, un hogar, un espacio de resistencia contra la violencia”, señaló.

“Al recibir dicha invitación inmediatamente accedí y decidimos en conjunto hacer un pequeño concierto para recaudar ayuda (alimentos, medicina y ropa principalmente), compartí el evento en mis redes y a los minutos de esto comencé a recibir mensajes en donde se me acusaba de posible transfobia por apoyar al bloke, sin entender los motivos de esta acusación me pareció necesario investigar” continuaba el comunicado de la cantante.

Instagram

Después de llamar a la Erika —la vocera de Okupa y una madre buscando justicia— Mon explica que ella solo le dijo que “aquí el único enemigo es el patriarcado”. Sin embargo y después de la llamada, sumado a los mensajes en redes, finalmente decidió no participar en el concierto. 

“Lo que menos quisiera es que se generen discusiones, siempre he intentado unir a las personas ya sea con mi música o mis acciones. Yo ya no quiero más odio, seguiré apoyando a todos los colectivos FEMINISTAS, TRANS, LGBTTTIQ+ como lo he hecho los últimos 10 años de mi vida. También quiero que sepan que me encargaré personalmente de recolectar ayuda para la Okupa” seguía explicando en la extensa publicación.

Finalmente, Mon Laferte anunció que siempre estará a disposición para todo evento benéfico y pidió a sus seguidores no dividirse pues “el enemigo es otro”.

Una situación complicada vivió Mon…

Puede interesarte