Por Camilo Morales
10 noviembre, 2020

Cuando Arielle Keil comenzó su transición en el año 2017 su familia le dio dos opciones: echar atrás el tratamiento o irse de la casa. Pero luego de marcharse de su hogar y tras años de sufrimiento, cumplió su sueño de competir en el Miss Intercontinental de Nueva Zelanda.

Una filipina llamada Arielle Keil, que nació hace 26 años bajo el nombre de Andrew, en la ciudad de Davao, en Filipinas, hizo historia tras convertirse en la primera mujer transgénero en ser nombrada Miss Intercontinental de Nueva Zelanda, un título que es muy codiciado.

Keil creció en Auckland, Nueva Zelanda, en donde se sometió a una cirugía de reasignación de género, a principios de este año. Según informa Daily Mail, la joven se transformó en una pionera del certamen, en el cual no solo fue la primera ganadora transgénero, sino que fue la primera concursante transgénero postoperatoria en competir en el Miss Intercontinental de Nueva Zelanda.

Instagram @arielle.keil

Para la joven, que está estudiando una licenciatura de diseño en moda, el concurso fue algo que “quería hacer desde hace mucho tiempo, así que vivir mi sueño ha sido increíble”, según dijo a Metro UK.

Sobre su transición, Keil contó que asumirse como una mujer transgénero era “más aterrador” que contarle a la gente que era gay. Sin embargo, finalmente dio el paso porque pensaba que si no lo hacía se arrepentiría en el futuro. “Ya había pasado los años formativos de mi vida con el género equivocado, tampoco quería desperdiciar mis veinte en el cuerpo equivocado (…) Esto era algo que tenía hacer por mí misma“, dijo la Miss Nueva Zelanda.

Instagram @arielle.keil

De hecho, cuando comenzó su transición en 2017, tuvo conflictos con su familia. Cuando sus padres se enteraron de que estaba tomando hormonas le dieron dos opciones: detener el tratamiento o irse de la casa. Así fue como Keil se marchó de su hogar.  “Mi vida dio un vuelco cuando hice la transición … pero preferiría pasar por el infierno como mujer que tener una vida fácil como hombre“, contó la joven.

Instagram @arielle.keil

La joven Miss Nueva Zelanda viajó hasta Tailandia en donde se realizó la cirugía de reasignación de género, algo que podría haber hecho en Nueva Zelanda, pero cuenta que ahí las listas de esperas son muy largas y el proceso para obtener la aprobación es muy complicado.

Instagram @arielle.keil

Keil tuvo años difíciles. Como provenía de un ambiente apegado a la iglesia, le dijeron que “se iría al infierno” por lo que hizo. Pero tras años de depresión e incluso intentos de quitarse la vida, ella dice estar feliz por quien es hoy y que no está asustada. 

Ahora su historia llega directamente al mundo de las competiciones de Miss Intercontinental, concursos en donde ya existen algunos precedentes de participantes transgénero.

Instagram @arielle.keil

En 2012, la modelo checa, Jenna Talackova, tuvo que pasar por una larga batalla legal para que la dejaran competir en el certamen de Miss Canadá. Luego, en 2018 la española, Ángela María Ponce Camacho, se convirtió en la primera concursante transgénero en participar en un concurso de Miss Universo.

La gente piensa que es la paz mundial y sonrisas falsas, pero las mujeres que compiten son hermosas por dentro. Están haciendo cosas en sus comunidades. Están educados. Para mí, son rudos y siempre quise ser así“, dijo Keil sobre estos concursos.

Hoy en día Nueva Zelanda ha introducido algunos mecanismos para que los niños en edad escolar puedan elegir sus propios pronombres y género, esta iniciativa ha recibido críticas, pero para Keil esto no es algo para preocuparse. “No te piden que hagas la transición con ellos (…) No perderás nada siendo amable“, cerró la actual Miss Nueva Zelanda.

Puede interesarte