Por Ronit Rosenberg
16 agosto, 2018

La reina del Soul, a sus 76 años, no pudo ganarle al agresivo cáncer que le diagnosticaron en 2010.

Hace justo un año, Aretha Franklin, la diva e indiscutida reina del Soul, se presentó como solista por última vez en Filadelfia, Estados Unidos. Ya tenía 7 años luchando contra el cáncer al páncreas que le diagnosticaron el 2010. Se le veía más débil físicamente, pero su voz seguía impactando con esa potencia indescriptible que cautivó a todos cuando cantó la primera vez I Say a Little Prayer en 1968.

Desafortunadamente, la cantante más reconocida y con más historia de todos los tiempos en la industria musical no pudo seguir luchando y falleció acompañada de su familia. Así lo anunció su represente Gwendolyn Quinn hace unas horas.

AP

A pesar de que Aretha, debido a su agresiva enfermedad, estaba un poco más retirada de los escenarios, seguía siendo reconocida en todas partes del mundo. No sólo su música, sino también su trayectoria, dejaron una impronta trascendental en distintas generaciones. 

El 25 de marzo de 1942 será recordada para siempre como una fecha importante y especial. Ese día nació la mujer que se atrevería a cambiar el curso de la música del mundo negro; abriendo paso a un éxito avasallador y, poco tiempo después, se convertiría en más que una cantante famosa, sino también en un ícono de su género e industria en general. 

Rob Kozlof

Sus inicios en la música se remontan a cuando era niña y cantaba junto a sus hermanas, Carolyn y Ema, en la iglesia que fundó su padre, C.L Franklin, en la década de los 50. A tan solo sus 14 años, dejó boquiabiertos a todos con su interpretación en su álbum The Gospel Sound de Aretha Franklin (1956). Desde ese entonces, se consagró como fenómeno vocal. Cada vez que Aretha cantaba, ponía los pelos de punta y hacía hasta llorar. Como aquella vez al ex Presidente Barack Obama en una de sus últimas presentaciones.

A los 18 años, luego de ser descubierta por el caza talentos John Hammond, comenzaría a mezclar su icónico estilo de música Gospel con otros géneros populares de la época, y así se abrió paso a audiencias alrededor de todo el mundo.

AP

Es considerada la cantante más reconocida de todos los tiempos pues se atrevió a incursionar en distintos estilos. A pesar de que es conocida como la reina del Soul, Franklin fue exitosa con el Jazz, Blues, R&B, baladas, entre otros. Por su potencia vocal e innovación, es destacada como una de las precursoras e inventoras del Soul.

Su primer éxito avasallador fue I Never Loved a Man the Way I Love You (1967). Por su soltura, excepcional desplante y un estilo mixto pero perfecto, se cobijó dentro del selecto grupo de cantantes del estilo de Ray Charles.

Billboard

La década de los 70 trajo consigo el fulgor del estilo disco y rock, dos géneros que no se encontraban en la música de Aretha. Si bien en un principio esto estancó su carrera, un tiempo después, con la ayuda del importante compositor Luther Vandross, volvió a deslumbrar y brillar con nuevas canciones. Es que, a diferencia de algunos otros artistas, Aretha estaba lejos de ser solo una moda: su poder vocal y su innato talento jamás sería coartado por una tendencia pasajera. 

Wireimage

Pero Aretha no solo jugó un rol muy relevante en la historia de la música. Además de que gracias a su arrollador talento despertó el interés y apoyo de Estados Unidos por la música urbana afroamericana, se transformó en un ícono de respeto y prestancia en una época que la comunidad negra peleaba por acabar con el racismo y discriminación. Su figura le dio visibilidad y peso al movimiento. Su voz se convirtió en un himno de la época de las protestas y revolución.

Su música seguirá siendo escuchada con fuerza y las próximas generaciones seguirán sabiendo quién fue Aretha Franklin, porque al escuchar su voz, escuchamos historia.

Puede interesarte