Por Lucas Rodríguez
10 enero, 2020

No todos los perros pueden decir que tuvieron a uno de los cantantes más populares del mundo como su cuidador por un momento.

El sentido común nos dice que los famosos viven en una suerte de universo paralelo que no tiene ninguna relación con el nuestro. Rara vez los vemos caminando por las mismas calles que nosotros u ocupando las mismas mesas que nosotros en las restaurantes que frecuentamos. Ellos tienen sus propias reglas. El acuerdo dicta un poco que si uno ve un famoso en la calle, trate de no importunarlo. Quizás pedirle una selfie, un autógrafo, pero no intentar convertirlo en tu amigo o algo similarmente desconsiderado.

Dicho eso, si es un famoso el que toma la iniciativa de relacionarse con una persona normal, las reglas pasan a la historia.  Eso fue lo que aprendió un fanático de la superestrella del pop, Harry Styles, una noche que se encontró con un pequeño problema de difícil solución. Había salido a buscar su pedido a una tienda cercana. Sabiendo que podría matar dos pájaros de un tiro si además llevaba al perro de paseo, tomó la correa y se dejó acompañar por su cachorro. Una vez en la tienda, se encontró con que no dejaban entrar mascotas. Era buscar su pedido o mantener a su perro con él.

@harrystyles

Ahí fue cuando sintió que alguien le tocaba el hombro. Al darse cuenta, creyó que se había desmayado. A quien tenía al frente era Harry Styles, vestido con ropa normal y dispuesto a darle la solución a su embrollo. Sin dudarlo un instante, Harry le preguntó si no quería confiarle a él su cachorro mientras entraba en busca de su pedido. Aun algo confundido, el fanático dijo que sí. Entregándole la correa a Harry, entró al local. Ni siquiera los encargados podían creer lo que acababa de suceder. 

@rorydcarroll

El fanático entró al local y volvió a salir con su pedido. Harry seguía ahí, con su perro en su mano. Aun incrédulo, el dueño de la mascota aprovecho de sacarle una foto. Si uno la ve sin contexto, podría parecer un joven cualquiera. Quizás los famosos no son tan distintos a nosotros después de todo. 

@harrystyles

Esta es una más de las muy conocidas historias donde una persona de carne y hueso se encontró frente a frente con un famoso. La mayoría de las que nos enteramos hoy en día de estas suelen ser muy dulces. ¿Escucharon la última de Keanu Reeves?

Puede interesarte