No, no tiene los ojos azules ni cabello pelirrojo pero es preciosa. Muchas veces son los niños los que nos enseñan a nosotros, porque el color de piel y sus rasgos no definen a un personaje ❤

La semana pasada se realizó un anunció que desató la polémica en redes sociales: se anunció a Halle Baily como la nueva protagonista de «La Sirenita». La joven ‘afroamericana’ (odio ese término pero ayuda a explicar mi punto) ha sido fuertemente señalada y criticada por la decisión de Disney, ya que consideran se pudo buscar a alguien más parecida físicamente a la figura animada.

AP / Disney

Se respeta cualquier punto de vista siempre y cuando también se respete a la actriz, es decir, hay quien pueda preferir a una chica con distintas características, pero de allí a criticar o insultar a la futura protagonista por no ser exactamente como la querías eso no es fanatismo, eso es racismo.

Debate

Y para recordarnos que en el mundo no solo hay sirenitas pelirrojas, una niña llamada Renata García Barajas decidió celebrar su cumpleaños en una piscina transformándose en Ariel, algo que se hizo realidad gracias a su consentidora madre Judith Barajas Cortez.

La chiquita mexicana estuvo con su familia y sus amiguitas todo el día entrando y saliendo del agua a tomar un ligero descanso y comer algunas golosinas, un ejemplo que nos explica un poco el público al que llegan este tipo de personajes.

Debate

Un público con color de piel clara, oscura, niños y adultos. Sería genial que paráramos aunque sea por un momento de criticar y nos centráramos solo en el talento de las personas, es mentira decir que críticas racistas como las recibidas por Halle serán las últimas, pero ojalá sirva de ejemplo para que esto no vuelva a pasar.

Puede interesarte