Por Pamela Silva
14 noviembre, 2017

El “bombón asesino” siempre se ve radiante y más joven que nunca.

Ninel Conde es, por lejos, una de las mujeres más bellas de todo México. Y posiblemente, del mundo. Sobre todo porque tiene 41 años y si no supiera, sería completamente incapaz de adivinar su edad real porque no sólo se más joven, sino que pareciera que no ha cambiado su cara en años.

Aún la recuerdo de cuando veía Rebelde y actuaba como la inigualable Alma Rey, la mamá artista de la Roberta Pardo y por dios, ¡si no ha cambiado absolutamente nada!

El tiempo pone todo en su lugar !! Cada puerta que se cierra es una oportunidad

A post shared by Ninel Condesitio Oficial (@ninelconde) on

Aún así, Ninel no tiene ningún problemas para asumir que su belleza no es simplemente obra y gracia del espíritu santo y que se somete a tratamientos para mantenerse así de joven. Y obvio, que no son la cosa más placentera del mundo.

A través de sus Historias de Instagram, Ninel mostró cómo se realizaba el tratamiento de “picotear”, una técnica bastante popular entre celebridades como Kim Kardashian o Bar Refaeli, pero que también es sumamente dolorosa.

Instagram Ninel Conde

Consistente en inyectarse plasma rico en plaquetas en la cara, con lo cual se supone la piel se rejuvenece y tiene “más vida”. Se sabe que el tratamiento es bastante doloroso para quienes lo practican y que no tiene efecto inmediato, por lo cual es necesario someterse a ese dolor más de una vez para obtener resultados.

Supongo que eso de “para ser bella hay que ver estrellas” es mucho más cierto de lo que uno cree. Y, lejos, no es algo para todo el mundo -olviden que yo algún día dejaría que me picotearan la cara, prefiero las arrugas-.

No te lo pierdas

Te puede interesar

Torta helada de smores

10 noviembre, 2017