Por Catalina Maldonado
24 julio, 2020

Arizinho de 10 años, quien ha aprendido por experiencia propia el tema de la inclusión, decidió orientar sus redes sociales para que personas con dificultad auditiva tengan un espacio.

A pesar de las dificultades biológicas que presentan los niños con síndrome de Down en su desarrollo físico y mental, ellos nos demuestran día a día que no tienen obstáculos y siempre apuestan por ir un paso más adelante de lo que mucha gente piensa para ellos.

La creatividad  y gran corazón de Arizinho, un niño de Brasil con síndrome de Down, nos demuestra justamente que querer es poder y para él, su mayor deseo era aprender la forma de comunicarse con personas con dificultad auditiva y lo logró. 

Instagram @arizinhodown

El pequeño de tan solo 10 años vive con sus padres en Currais Novos, Rio Grande del Norte en Brasil. Nació con síndrome de Down y es muy querido por toda su familia, entregándole los mejores cuidados para su desarrollo. 

Actualmente está en quinto año de primaria en una escuela publica, donde destaca por su carisma y sociabilidad con sus compañeros, pero para Arizinho – quien ha aprendido la inclusión por experiencia propia – era tiempo de demostrarle a más gente lo que puede hacer alguien tratado como «diferente». 

Instagram @arizinhodown

«Arizinho tiene mucho conocimiento, incluso sobre el Síndrome de Down. Habla de lo que es estar vulnerable, hablamos juntos, hablamos de esta mirada de inclusión», comentó su cuñado Itamar Diniz Jr.

Así, y con una fascinación por los videos en YouTube, el niño se preguntó por qué no hay youtubers con síndrome de Down. Así se propuso ser el primero.

Gracias a su hermana Loyse Brito y su pareja Itamar, apoyaron a Arizinho para hacer su sueño realidad y comenzaron a grabarlo y a editar sus videos que comenzaron a llegar a muchas personas.

Más inclusión

Sin embargo y tras su éxito en Instagram, Arizinho quiso ir un paso más adelante y pensó en las personas con dificultades auditivas, quienes tampoco son tan incluidos en la sociedad. Por eso, decidió aprender Libras, el lenguaje de señas brasileño.

Con algunas clases y mucha pasión, el niño ya subió su primer video donde enseña a decir su nombre en Libras, haciendo señas con las manos.

https://www.instagram.com/p/B8cRwrdBUFL/?utm_source=ig_embed

«Chicos, estoy muy feliz, ¿saben por qué? ¡Aprendí mi nombre en Libras!”, decía el orgulloso niño. 

Un ejemplo de superación y compromiso que emociona.

Puede interesarte