Por Catalina Maldonado
15 febrero, 2022

Por primera vez, la supermodelo posó en compañía de su hija desde su llegada el año pasado y habló sobre la maternidad después de los 50: “Siempre supe que tendría un hijo”.

Naomi Campbell, de ahora 51 años, dio la bienvenida a su bebé el año pasado, y si bien todos se alegraron por la ex supermodelo, lo cierto es que comenzaron a saltar muchos rumores con respecto a la forma en que se convirtió en madre. ¿Fue viente de alquiler?, ¿Fue un proceso de adopción? o ¿Realmente quedó embarazada?

Si bien en ese momento, la modelo prefirió mantener silencio y solo darnos la noticia de su maternidad, ahora ha decidido hablar sobre el tema y dejar en claro que su bebé —de quien no reveló su nombre—, no es adoptada. 

Vogue

Como portada de la revista Vogue británica, Campbell pudo referirse al proceso para convertirse en madre a los 50 años, una edad que muchos pueden considerar controversial para darle recién la bienvenida a un bebé.

Lo primero que aclaró en diálogo con la edición de marzo de la revista, fue aclarar dudas sobre la niña: “No fue adoptada. Es mi hija”, sentenció.

Instagram @naomi

Pese a esta declaración, Campbell no quiso contar si realmente estuvo embarazada o si recurrió a un vientre de alquiler para traerla al mundo, pero sí dijo que hablará sobre todo eso en un libro que todavía está por escribir.

Por otro lado, dijo que “siempre supo que algún día sería madre”, pero su carrera como supermodelo fue prioridad en muchos momentos de su vida y ahora, a los 50 años, encontró el momento indicado para traer a su gran compañera.

Vogue

Es la alegría más grande que jamás podría haber imaginado. Tengo suerte de tenerla y lo sé”, añadió Campbell, que no descarta agrandar la familia.

Con respecto a su hija, pese a no revelar su nombre, si dio detalles sobre la personalidad de la pequeña de casi un año de edad: “Tengo suerte de que a mi pequeña le encanta viajar como a mí, sin lloriquear al despegar o aterrizar”, le dijo a Vogue.

“Es una buena chica: duerme muy bien, casi nunca llora y me han dicho que está muy despierta para su edad”, agregó la orgullosa madre sobre su hija.

Naomi Campbell nos da el ejemplo de que nunca es tarde para recibir a un hijo. Querer es poder. 

Puede interesarte