Sus cercanos también se preocupan por su hija, quien sufre de una fuerte adicción a las drogas y anorexia y tiene una relación tirante con Olivia.

Tal vez no todos somos contemporáneos de Olivia Newton-John, pero sí creo que todos la conocemos… y la conocemos bien. La talentosa cantante se volvió famosa al interpretar a la tierna Sandy, enamorada del popular y rebelde Danny Zuko, en el clásico de todos los tiempos: Grease. En 1978 saltó a la fama y desde ese momento no paró: con sus 68 años, sigue reuniendo a miles de personas en cada concierto.

AP

Por eso fueron muchos los que se sorprendieron -y preocuparon- al escuchar que debía cancelar todos los conciertos que haría en mayo. Lo más extraño es que ha demostrado por décadas ser una de las celebridades más responsables con su público… nadie entendía nada.

Y la sorpresa pasó a ser tristeza cuando se supo que la estadounidense pasa por un grave problema de salud que la obligó a pausar todo.

Una disfunción del nervio ciático (mejor conocido como ciática) la tiene postrada en su cama y apenas puede moverse o pararse de ella, por el fuerte dolor que provoca esa condición.

AP

Su productor y sus cercanos han indicado que están muy preocupados y que el cancelar todo era algo más que necesario. Ella también quiso que sus seguidores supieran todo de su propia boca y lo explicó en una declaración.

“He tenido un problema de mucho tiempo con mi ciática y tengo que tomarme este tiempo para descansar y hacer frente a esta condición que es tan dolorosa. Mi esposo John está cuidando mucho de mí y quiero agradecer a toda mi familia, amigos y fans por su preocupación, amor, apoyo y buenos deseos. ¡Espero volver a actuar pronto!”.

-Olivia Newton-John-

FilmMagic

Fuentes cercanas se han mostrado preocupados por la hija de Olivia también.

Chloe Lattanzi, de 31 años, tendría a la cantante muy intranquila por sus últimos comportamientos. La chica que ha pasado por varias operaciones -la llaman obsesiva del quirófano- y se ha hecho conocida además por sus problemas con las drogas y con la anorexia.

WireImage

Mientras esperamos que Olivia se recupere y regrese a hacer lo que la hace feliz, deseamos también que sus problemas con su hija se solucionen.

Te puede interesar