Por Catalina Maldonado
8 octubre, 2021

A sus 62 años, la reconocida actriz acusa que las intervenciones “están acabando con las generaciones de belleza”. Para ella, mantener su cabello gris y su cara arrugada “es genial”.

Cuando se trata de opinar, Jamie Lee Curtis no tiene pelos en la lengua para comentar cuando algo le parece bien o mal. A sus 62 años, la actriz ya mira la vida con perspectiva e intenta entregar mensajes que puedan servirle a las futuras generaciones, sobre todo por situaciones de las que ella misma vivió. Específicamente con las cirugías plásticas. 

A los 20 años, Curtis se sometió a una cirugía plástica luego que un camarógrafo la criticara por tener “ojos hinchados”. Una intervención que la llevó a una adicción de 10 años a los analgésicos y de la que lleva más de 20 años sobria. Por eso, la actriz siempre tiene palabras para referirse a los tratamientos quirúrgicos, sobre todo en esta generación que está tan en voga.

Getty Images

A través de una entrevista con Fast Company, Curtis ha vuelto a poner en tela de juicio los estándares poco realistas de la belleza y los procedimientos cosméticos que muchas jóvenes se someten para lograrlo:

“La tendencia actual de rellenos y procedimientos, y esta obsesión por el filtrado y las cosas que hacemos para ajustar nuestra apariencia en Zoom, están acabando con las generaciones de belleza ”, dijo la actriz de Knives Out . “Una vez que te metes con la cara, no puedes recuperarla”, agregó.

Getty Images

Además de aquella cirugía plástica de la que se arrepiente, Curtis ha sido abierta sobre los muchos tipos diferentes de procedimientos a los que se expuso en el pasado: “Me he hecho una pequeña lipo. Tomé un poco de Botox. ¿Y sabes qué? Nada de eso funciona. Nada de eso”, le dijo a More en 2002. “Es un gran fraude. Y soy yo quien lo perpetúa”.

Sin embargo, dos décadas después de su entrevista con More, la actriz aún no cambia de opinión con respecto a las intervenciones y volvió a afirmar lo mismo: “Probé la cirugía plástica y no funcionó”, continuó en el artículo de Fast Company . También mencionó que los procedimientos “me hicieron adicta al Vicodin”, un hecho que ha abordado en el pasado.

Getty Images

Actualmente, Jamie Lee Curtis se deja ver tal y como es, no se ha sometido a nuevos tratamientos y ni si quiera se tintura las canas: “Espero que una persona joven me mire con mi cabello gris y mi cara arrugada y me diga: ‘Es genial que seas quien eres’”, dijo Curtis a Glamour UK en 2019.

Una opinión que ha sido apoyada y rechazada por aquellas que apuestan por las cirugías estéticas. 

Puede interesarte