Por Luis Aranguren
15 mayo, 2019

Básicamente exige dinero por el uso de su cámara en una fotografía no autorizada de ella misma. ¿No debería él pedirle permiso para fotografiarla?🤔

Un paparazzi presentó una demanda formal ante la corte Sur de New York la semana pasada, en la que alegó que la cantante publicó un par de fotos tomadas por él en su cuenta de Instagram y eso viola los “derechos de autor”.

 

Robert Barbera es un famoso paparazzi que vive en New York y el año pasado fotografió  a la cantante al salir del edificio con una bolsa que decía “Edulcorante”, de sus fotos dos fueron compartidas por Ariana en agosto del año anterior con la leyenda: “Feliz día de los edulcorantes“.

Ariana Grande

Aunque la denuncia nos parezca extraña, pues no se debería pedir permiso para usar una fotografía propia – sino al contrario, se debe solicitar a una persona la autorización para ser fotografiada-, el fotógrafo aseguró que la foto es de “él” aunque obviamente no aparezca y quiere una remuneración por ello.

La publicación aún permanece en la cuenta de Instagram de Grande, lo que deja bien claro que ella no tiene algún sentimiento de “culpabilidad” pues sabe que no hace nada fuera de la ley. Hasta el día de hoy ha recibido más de 3 millones de likes, y se ha presentado una captura de pantalla a la corte “por si las moscas”

Tribunal de Distrito de los Estados Unidos Distrito Sur de Nueva York

Barbera pide el pago de las ganancias obtenidas por las fotografías o 25 mil dólares por cada fotografía, al asegurar que la cantante debe pedir licencia o autorización antes de usar las fotos.

Pero esta denuncia no es nada nuevo, pues los paparazzis han perdido ganancias debido a las redes sociales donde los famosos manipulan por sí mismos su imagen al público.

Gigi Hadid, Kim Kardashian, Jennifer López entre otros han sido víctimas de estas denuncias mal intencionadas.

Puede interesarte