Por Augusto Catoia
8 febrero, 2018

Un pequeño cambio en su estilo de vida provocó una revolución en su cuerpo. Es como si fuera otra persona.

Siempre hemos visto que Miley Cyrus es flaca y muchas personas siempre han envidiado su figura. Pero hay un detalle que poquísimos saben sobre ella y, por lo tanto, muchas personas tampoco notaron que su cuerpo cambió radicalmente en los últimos años. Lo cual suena extraño, porque Cyrus es una de esas personas tan famosas que están por todos lados, pero también es verdadero.

Instagram @mileyofficiall

Durante mucho tiempo, Miley no tuvo problema alguno en comer pastas y muchas comidas con trigo, avena, cebada, centeno… Pero, de pronto, esos alimentos pasaron a caerle mal a su cuerpo y, en 2011, se dio cuenta de que es celíaca.

Y dado que por eso no puede comer nada que tenga gluten, debió cambiar totalmente su dieta.

Instagram @mileyofficiall

No obstante, eso no resultó ser tan malo para su figura. Si vemos imágenes de cómo ella era antiguamente y cómo fue evolucionando hasta llegar a los días de hoy, nos damos cuenta de un importante cambio.

En 2011, ella era simplemente una chica esbelta y con un cuerpo bien definido. Hoy, sin embargo, es mucho más que eso: se ve prácticamente como una atleta. Si su figura ya era bonita, ahora es muchísimo más notable.

Instagram @mileyofficiall

Especial consideración merecen sus muslos y su abdomen, pues sus piernas están más gruesas y su abdomen se ve claramente más definido.

Instagram @mileyofficiall

De modo similar a Justin Bieber y Selena Gomez, Miley Cyrus y el actor Liam Hemsworth también han protagonizado vaivenes amorosos en los últimos años. Hoy están juntos, la relación está más sólida que nunca y quizás el maravilloso cambio de Miley fue uno de los factores que influyeron en el regreso de ambos.

Puede interesarte