Por Antonio Rosselot
21 septiembre, 2020

La pequeña Emanuela esperaba una fiesta inspirada en BTS o Black Pink, pero en vez de eso, se encontró con unas festivas imágenes de Kim Jong-un en su salón y su pastel, obra de su preocupado padre.

Quizá hay algunas excepciones, pero la verdad es que cuando estábamos en plena edad del pavo, lo único que hacían nuestros padres era avergonzarnos con cada cosa que hacían.

Desde ir a buscarnos a las fiestas y meterse dentro de la casa del organizador hasta tratar de conectarse con nuestros intereses sin tener idea de lo que estaban hablando, cada intento era más triste que el anterior. Y nosotros no podíamos más de vergüenza.

Años después, lo vemos como una tierna iniciativa de nuestros padres por relacionarse con nosotros en nuestra peor edad de la vida, pero esta niña de Brasil seguramente recordará su cumpleaños número 12 por siempre, como el intento máximo de su padre por ser cool.

Resulta que la pequeña Emanuela es fanática del k-pop y la cultura coreana, por lo que le pidió encarecidamente a su padre que le organizara una fiesta de cumpleaños inspirada en esa temática.

Pero cuando la chica llegó al salón de su casa esperando ver decoración y pasteles de bandas como BTS, Black Pink o Super Junior, se encontró con una imagen radicalmente opuesta que, si bien podría darnos risa, a la pequeña probablemente no le gustó mucho.

FB: Siendokam

El padre de Emanuela, como buen boomer, no entendía mucho lo que era el mundo del k-pop ni su universo paralelo, pero como quería darle en el gusto a su hija, hizo su propia interpretación de la cultura y figuras coreanas en la fiesta.

El tema es que se equivocó de Corea: en vez de referirse a la del Sur, se refirió a la del Norte. Y claro, en vez de pegar un póster de BTS, consiguió hacer un lindo retrato de Kim Jong-un con una gorrita de cumpleaños y unos globos festivos a los costados. Fue el personaje coreano más famoso que encontró.

A su vez, también decoró el pastel de cumpleaños con pequeñas figuritas del líder norcoreano en distintas poses, en una iniciativa que seguro tomó bastante trabajo por la pandemia.

FB: Siendokam

Las fotos fueron compartidas por la página Siendokam en Facebook, y la confusión de este tierno padre logró que la publicación alcance unas 33 mil reacciones, 15 mil comentarios y la friolera de 100 mil compartidos.

Tal como diría el Chapulín Colorado, la situación se “aprovechó de la nobleza” del padre. Pero la pequeña Emanuela probablemente no lo vea así; en general, a los 12 años es difícil entender los errores de los padres…

Puede interesarte