Por Luis Aranguren
23 julio, 2020

«Nos dijo que nunca podría encontrar un trabajo. Traté de explicar que no somos personas religiosas y Lucifer en griego es ‘portador de luz’», comentó el padre acerca de la experiencia.

Cuando se tiene un hijo una de las situaciones que más genera pasión y discusiones es colocarle un nombre, en ocasiones la madre quiere uno y el padre otro. Este no es el caso, esta vez ambos estaban de acuerdo y quien no quería asignarle el nombre era la funcionaria del Registro Civil.

Según las personas que los atendió en Reino Unido, en el Condado de Derbyshire era el nombre del diablo y llevarlo por siempre le traería problemas a lo largo de su vida.

The Sun

Dan y Mandy Sheldon contaron que el funcionario se horrorizó al escuchar cuál sería el nombre de su hijo de 4 meses. Ellos podían entender que esto causara confusión e intentaron ser empáticos, el problema fue cuando comenzó a alegar que el pequeño «no tendría éxito en la vida».

The Sun

Ellos no habían podido hacer este trámite antes por culpa del coronavirus, las oficinas estaban cerradas y cuando al fin abrieron pensaron que era el momento.

«Estábamos muy emocionados de ir a registrarlo, pero la mujer nos miró con total disgusto. Ella nos dijo que nunca podría conseguir un trabajo y que los maestros no querrían enseñarle, traté de explicar que no somos personas religiosas, y Lucifer en griego significa ‘portador de luz’ y ‘mañana’, pero ella no me escuchó».

-Daniel Sheldon

Esto ocasionó una seria discusión y si bien quien los atendió terminó accediendo a colocar el nombre, lo hizo a regañadientes, comentó el padre a The Sun. Fue por esto que interpusieron una queja. Los padres pensaban que era un buen nombre y no esperaban avergonzarse por ello.

The Sun

Desde el Consejo les pidieron disculpas y aseguraron que era trabajo de los funcionarios asesorar en cuanto a los nombres para evitar repercusiones futuras.

«Nos disculpamos si se sintieron ofendidos, pero es el trabajo de nuestros registradores asesorar en estos asuntos, ya que a veces las personas no son conscientes de ciertos significados o asociaciones en torno a ciertos nombres».

-Consejo del Condado de Derbyshire

Cabe resaltar que Reino Unido tiene muy pocas restricciones legales en cuanto a nombres se refiere, básicamente solo impiden obscenidades y números. Países como Nueva Zelanda sí han prohibido el nombre de Lucifer desde el 2013.

The Sun

Los padres ya se habían asesorado e inclusive estudiado sobre eso, por eso se sorprendieron cuando el funcionario les reclamó a su pequeño «portador de luz» según la traducción. Esperemos que el pequeño Lucifer tenga un gran futuro, sin importar que muchos no estén de acuerdo él es quien labra su destino.

Puede interesarte