Por Ronit Rosenberg
26 octubre, 2018

Ojo con estar publicando todo lo que haces con tu pareja.

Las redes sociales están cada vez más insertas en nuestras vidas y, a pesar de ser una herramienta muy útil, también compone sus riesgos y consecuencias negativas. A medida que se han ido posicionando cada vez más con un rol protagónico en la sociedad, han ido emergiendo también diversos trastornos psicológicos que antes los terapeutas no veían en su pacientes.

El famoso “FOMO”, el cual responde a la sigla en inglés: Fear Of Missing Out -“Miedo de estar perdiéndomelo”- comenzó como una broma entre hashtags en publicaciones de amigos, pero hoy los especialistas la identifican como un real trastorno de ansiedad, igual de serio y real que otros diagnósticos.

Pixabay

Así es como se ha ido estudiando el real impacto que tienen las redes sociales en nuestras vidas. Todo habría comenzado como una herramienta social superficial para compartir fotos, pero hoy, a través de éstas, se puede reflejar el estado de salud de las personas. 

https://www.instagram.com/p/Bo_ohNIHwPI/?taken-by=couplegoals

Un reciente estudio de la Universidad de Brunel, en el Reino Unido, determinó que las parejas que exhiben su relación en redes sociales; ya sean declaraciones públicas de amor, saludos en el muro, fotografías románticas, entre otras, son más inseguras y menos felices que las que se reservan más.

Pixabay

La investigación clasificó a todas las personas que participaron en el estudio y que fueron analizadas en distintos perfiles. Las que suelen compartir todo en redes sociales, pero siempre desde una perspectiva de que todo está perfecto, calzan en la descripción de narcisistas.

“Puede parecer extraño que los estados de Facebook reflejen los rasgos de personalidad de los usuarios. Sin embargo, es importante entender que las personas escriben sobre ciertos temas en su estado porque buscan un ‘me gusta’ y comentarios (…) Así sienten que tienen más aprobación social”, explicó  la doctora Tara Marshall.

Las redes sociales son un círculo vicioso muy peligroso: las personas publican las mejores partes de su vida -pues nadie muestra los momentos malos- para obtener aprobación del resto, y quienes miran esas publicaciones se sienten menoscabadas pues ven que la vida del resto es fantástico mientras que la de ellos no y para aparentar, intentan compartir las mejores fotografías, a pesar de que esas no reflejen ni un cuarto de cómo realmente viven.

Por eso, es importante usar las redes sociales adecuadamente para no caer en ansiedades ni depresiones desencadenadas por una desilusión basada en una ficción. 

Puede interesarte