Por Augusto Catoia
4 diciembre, 2017

Y llevaba una gran cantidad de bolsos Louis Vuitton, mucho mayor que la que podrían tener los demás pasajeros.

Como muchas personas en el mundo, muchas veces las celebridades también necesitan viajar en avión. Eso sí, toman más vuelos que el promedio de las personas y, además, tienen cuentas bancarias lo suficientemente grandes como para viajar siempre en primera clase, comiendo camarones ecuatorianos con sal de Persia y champaña francesa. O más aún, pueden comer esos «tentempiés» en un avión privado.

Por eso, lo que es lo más común del mundo para una persona de clase media es casi absurdo para una celebridad de la música o de Hollywood.

Facebook

Y eso fue lo que protagonizó Madonna, una de las estrellas más acaudaladas del mundo del espectáculo.

La famosa cantante, intérprete de clásicos como «Like a Virgin» y «Like a Prayer», fue vista en un vuelo de Londres a Porto, en Portugal, país donde tiene una de sus residencias.

Facebook

La cantante tomó un vuelo de Air Portugal y pasó desapercibida por varios (ya que, si no hubiera sido discreta, habría desatado una locura en el avión).  Y aunque la cantante estaba sin maquillaje, protegida por un gran abrigo, una bufanda, sombrero y acompañada de su asistente personal, algunos también la notaron y se vieron estupefactos al ver a Madonna en un vuelo económico.

«Vi su asistente hablando con la tripulación y noté a un montón de equipaje de Louis Vuitton. Y Madonna pasó literalmente al lado mío. No lo pude creer. Pensé, ‘¡Madonna está en mi vuelo!'», dijo un testigo al diario británico Daily Mail.

Facebook

«Ella se veía muy cansada y estaba esperando al frente del avión. Apenas pude ver su rostro, porque se volteaba el rostro o se escondía con su sombrero y su bufanda», dijo el espectador de la escena. «Y entonces se fue del avión a tomar un bus del aeropuerto. Escuché que su agente le dijo que su automóvil las esperaba afuera del aeropuerto», concluyó.

La cantante, quien tiene un patrimonio evaluado en unos 800 millones de dólares, prefirió optar por un simple vuelo de 60 dólares para llegar a Oporto y luego a Lisboa, capital de Portugal y ciudad donde posee una residencia porque en ese país juega su hijo David Banda.

Instagram Madonna

El niño de 12 años y nacido en Malaui, país africano, fue adoptado por Madonna en 2006 y actualmente juega fútbol en las divisiones inferiores del Benfica, uno de los gigantes clubes deportivos de ese país.

Instagram Madonna

Si ya es algo insólito encontrarse con una celebridad tan grande como la «Reina del Pop» en un refinado avión de una aerolínea lujosa como Emirates, imagínese lo sorprendente que sería verla con la simple comida de un avión económico y no los platos exclusivos de los mejores aviones del mundo. Y, lo más importante de todo, que veas a Madonna de tan cerca.

Puede interesarte