Por Camilo Fernández
3 diciembre, 2018

¡Les dije que me dejaran dormir!

Hay personas que no existen en la mañana. Hasta cierta hora, aunque estén despiertos, simplemente no funcionan. Con sueño están mal genios e irritables. Esto, no es mera coincidencia según la ciencia, ya que realmente existe un vínculo.

La Universidad Estatal de Iowa realizó una investigación donde midieron el estado mental de personas de Estados Unidos y el Reino Unido y comprobaron que perder dos horas de sueño o más provoca a las personas ser más enojonas. 

Pixabay

El experimento constó de separar a 42 personas en dos grupos y someterlos a situaciones de estrés antes de dormir y a la hora de despertar, según consigna el Daily Mail. 

A un grupo se le mantuvo la rutina normal de sueño, mientras que a los otros se les cortó entre dos y cuatro horas.

Pixabay

El profesor Zlatan Krizan afirmó que “en general, la ira fue sustancialmente mayor para aquellos que tenían sueño restringido”.

“Cuando se restringió el sueño, las personas informaron incluso más enojo, independientemente del ruido”, agregó.

Pixabay

Pese a que las personas pueden acostumbrarse a dormir con situaciones incómodos como el ladrido de perros o ropa incómoda, uno de los mayores factores para la irritabilidad y la angustia fue la falta de sueño.

El siguiente paso en la investigación será determinar si existe evidencia entre el comportamiento agresivo frente a otras personas por falta de sueño.

Puede interesarte