Por Camila Cáceres
12 julio, 2017

El actor de “True Blood” murió a los 39 años.

Todos los que alguna vez vivimos en ascuas esperando el siguiente capítulo de True Blood quedamos destrozados cuando supimos que Nelsan Ellis había muerto con tan solo 39 años. Inmediatamente surgieron rumores y tristes hechos que apuntaban a su adicción a las drogas y al alcohol. Fue, de hecho, el intento de dejar todo de golpe y sin ayuda lo que provocó las complicaciones cardiacas que finalmente acabaron con una vida llena de creatividad y talento.

Artistas de la talla de Octavia Spencer lamentaron su partida.

Seamos honestos: Lafayette era lo mejor de True Blood.

Mejor que la figura de Sookie y los pectorales de Eric (90% de la razón tras la mayor parte de su rating), mejor que sus dudosos efectos especiales e indudablemente mejor que la intrigante, seductora y muchas veces absolutamente ridícula trama (lo digo con amor). Nelsan Ellis le dio corazón y garras a un personaje que fácilmente podría haberse vuelto una caricatura.

La cantidad de escenas que podríamos citar como evidencia son una locura. Prácticamente todas sus apariciones están marcadas por su “particular” carácter.

Lafayette podía asesinar una escena con una sola línea y era el rey de los pañuelos fabulosos y las más maravillosas pestañas en esta tierra del señor. También era capaz de hacerte reír y romperte el corazón EXACTAMENTE AL MISMO TIEMPO.

Y lo que sea que te haya hecho sentir esta escena que es la favorita de muchos en la serie completa:

Quizá lo más épico de Lafayette era su forma de existir sin pedir permiso ni disculpas.

Muy gay, muy femenino, muy masculino, muy negro y todo en la cara de la gente que se atrevía a odiarlo por pura ignorancia y prejuicios, incluyendo a su madre.

No es raro que Lafayette haya continuado siendo el personaje más humano (aunque con capacidades extraordinarias) dentro de una serie que se jactaba de tener vampiros, hombres lobo, cambia-formas e incluso hadas, y que deba sobrevivir la muerte de su novio, su prima (y básicamente mejor amiga) y todo lo que este sobredramático universo le dejaba caer encima. 

Era una metáfora de todas las minorías que representaba y lo hacía con un estilo inigualable.

Ellis también trabajo en The Inside, Veronica Mars, Elementary, The Help y The Butler, película en que interpretó a Martin Luther King Jr. porque era una actor incapaz de hacer algo que no fuese icónico.

¡Una verdadera perdida para la humanidad!

Puede interesarte