Por Lucas Rodríguez
29 julio, 2020

Un estudio de la Universidad de Manchester arrojó este peculiar dato. Por una vez en la vida, los bajos tenemos la ventaja.

De las cosas en la vida que nadie te discutirá que son vistos como regalos de la naturaleza, de seguro que están la belleza natural y la altura. Estas dos tienen bastante que ver con nuestra nutrición y crianza, pero los que nos predisponen principalmente a uno u otro, son los genes. Esto significa que es básicamente un asunto de suerte: si tus padres eran altos y bellos, lo más probable es que tú también lo seas. Quizás no es tanto suerte, como las habilidades de flirteo de tu padre. 

HBO

Teniendo en cuenta que ser demasiado alto puede convertirse en un problema en sí mismo, una altura media dentro de lo alto, digamos, 1.82, es visto como la altura ideal en un hombre, mientras que en mujer estaría alrededor del metro 70. Pero si nueva información salida de la Universidad de Manchester ha demostrado algo, es que las nuevas tendencias del covid pareciera que están prefiriendo a estas afortunadas cigüeñas de piernas largas y cuellos esbeltos.

HBO

La universidad estudió en 2000 voluntarios los tipos de transmisión de este molesto virus, así como las maneras en las que estos afectan a cada persona. Su conclusión fue que la manera más conocida de contagio (por medio de gotitas de saliva, emitidas al estornudar, toser o incluso hablar con la boca descubierta) no sería la única. La así llamada «transmisión por aerosol», que se refiere a partículas de covid que viajan con el viento y las corrientes de aire, jugarían un factor. 

HBO

Lo peculiar de esto, es que debido a que tienen más masa y sus centros respiratorios están a mayor altura, las personas altas serían más vulnerables a este tipo de contagio.

Getty Images

De todas formas, debemos ser cautos. Otras investigaciones, en muchos casos en las que se sometieron a muchísimas más personas que en la de la Universidad de Manchester (2000 personas tampoco es un número tan grande), se concluyó que el método de transmisión primario es por medio de gotitas de saliva. 

Unsplash

El mismo World Health Organization no sostiene que haya evidencia suficiente para señalar que la transmisión por aire sea un factor a tener en cuenta, basándose en un multitudinario estudio hecho en China. 

Roy Hsu/ Getty Images

Como sea, puede que el estudio de la universidad de Manchester nos ayude a vislumbrar si acaso es necesario dedicar más tiempo y atención a esta posibilidad de contagio. Puede que incluso, sirva para hacer un estudio amplio y descartar de plano esta posibilidad. 

Puede interesarte