Por Camila Cáceres
10 mayo, 2017

Están haciendo un tour de caridad.

Es posible que una cantidad considerable de personas no lo sepa, pero resulta que el clan Kardashian-Jenner dona más dinero a organizaciones caritativas del que somos capaces de concebir en nuestra imaginación. Kylie Jenner incluso lanzó una paleta de sombras de edición limitada cuya venta completa fue a dar a las arcas de Smile Train (Tren de sonrisas).

Smile Train es una organización dedicada a ayudar a niños con labio leporino a lo largo y ancho del mundo, y Kylie es sólo una de sus numerosas embajadoras.

Sí, este es el momento en que te das cuenta de que las Kardashian tienen un corazón tan grande como el resto de sus atributos. Traumático, lo sé.

Smile Train es una de las organizaciones favoritas de Kylie y decidió darle una visita a la sede que se encuentra en Lima, acompañada de su madre, para la inagotable sorpresa de las fans de las Kardashians en Perú, pero no se la pudo con las alturas.

En el Cuzco, la pobre Kylie comenzó a sentir nauseas y una terrible jaqueca hasta que debió aceptar que la altura sobre la que tanto le habían advertido la había afectado.

Al llegar a la habitación estaba tan mal que debió ser atendida por un doctor y un técnico paramédico.

Snapchat

Acompañando a la más joven de las Jenner estaba su mejor amiga, la modelo plus size Jordyn Woods, quien se le pasó maravilloso fastidiando a Kylie a través de SnapChat.

Snapchat

Kylie le respondió a su amiga sin necesidad de quitarse la mascarilla y con apoyo de un paramédico con excelente sentido del humor.

Snapchat

La CEO de Smile Train, Susannah Schaefer, se refirió a la visita con nada más que halagos:

“Kylie misma tiene una sonrisa bellísima, pero lo que más impresionó fue su altruismo, su corazón gigante y su espíritu extremadamente generoso. Todos en Smile Tren y todos los niños con labio leporino que ha ayudado alrededor del mundo, no podemos estar más agradecidos”.

¿Qué te parece?


Fe de erratas: El artículo originalmente indicaba que Kylie Jenner debió utilizar oxígeno en Lima. Esto realmente ocurrió en el Cuzco mientras hacía turismo en el contexto de la visita a Smile Train.

Puede interesarte