Por Luis Aranguren
24 enero, 2022

Keely Shaye Smith subió de talla a medida que la pareja tuvo hijos. Pero al actor de James Bond no le importaba, no entendía por qué otros se atrevían a opinar.

Si de algo podemos estar seguros es que conforme pase el tiempo, mantenerse en un peso ideal no es tan fácil, sobre todo para las mujeres quienes tienen serios cambios hormonales y además, tienen a los hijos. Esto es algo que pasa en todos los hogares, incluido el de las personas famosas y no es motivo para que se arruine la felicidad.

Sino, observen a Pierce Brosnan y a su esposa Keely Shaye Smith, quienes han salido desde 1994 y están casados desde el 2001, teniendo como resultado 5 hijos.

Instagram / Pierce Brosnan

Producto de todos estos procesos, Keely Shaye Smith subió de peso, sin embargo, al actor que le dio vida a James Bond no le ha importado y sigue muy enamorado. Sin embargo, hay quienes se creen con el derecho de juzgar, sin pensar en el daño que pueden estar causando.

Pues a través de Facebook, una usuaria compartió un collage de dos fotografías con más de 20 años de diferencia, donde ambos han envejecido y también han subido de peso.

Facebook

“Estos somos nosotros”, escribió la mujer en Facebook y su esposo le respondió que no se veían tan gordo, lo que no esperaban era una reacción violenta de seguidores. 

Esta imagen habría llegado al actor quien no perdió tiempo en referirse a los trolls y explicar: “Sus amigos le ofrecieron operarse para reducir su peso. Pero amo cada curva de su cuerpo. Es la mujer más hermosa a mis ojos. Y también porque tenía nuestros cinco niños”.

Instagram / Pierce Brosnan

Según Brosnan, siempre ha visto más que su belleza y la ama por quien es como persona, por lo que siempre intenta ser digno de su amor.

Instagram / Pierce Brosnan

Cabe resaltar que esta pareja se conoció cuando Pierce Brosnan guardaba luto por su primera esposa Cassandra, quien falleció en 1991 de cáncer de ovario. Es así como desde 1994 han estado juntos, buscando la felicidad y claramente no han dejado que nadie se meta en sus asuntos.

Son muy felices y el peso no es importante, solo hacen lo posible por mantener su matrimonio el cual lleva más de 11 años y parece que seguirá hasta el final de los días, dándose apoyo mutuo.

Puede interesarte