“No miro el vaso como si estuviera medio lleno, créeme. La oscuridad, el ‘melancólico perro negro irlandés’ se sienta a mi lado de vez en cuando”.

Pierce Brosnan es uno de los actores más aclamados en Hollywood y uno de los irlandeses más respetados en el cine. Por 4 veces consecutivas fue el protagonista de la saga del agente 007, personificando a James Bond, otros de sus papeles protagónicos han sido El gran golpe en 2004, y Mamma Mia! en el año 2008. Pero detrás de este grandísimo actor hay un hombre que ha sufrido bastante desde que era tan solo un niño.

Porque solamente vio a su padre una vez en su vida; quién abandonó la familia cuando su madre estaba embarazada. Años después, conoció a Cassandra, su primera esposa, y adoptó a los hijos de su mujer (Charlotte y Christopher): estos años fueron felices para el actor. Pero en 1991, todo cambió: su esposa fallece de cáncer de útero. 22 años después, su hija, Charlotte, también pierde la vida por la misma enfermedad. 

AP

De todo esto y más, habló el actor con la revista Esquire donde confesó que no siempre es fácil ser positivo después de tantas desgracias como lo que tuvo que soportar.

“No miro el vaso como si estuviera medio lleno, créeme. La oscuridad, el ‘melancólico perro negro irlandés’ se sienta a mi lado de vez en cuando”.

-Pierce Brosnan a la revista Esquire-

AP

El actor decidió hablar con los medios de su vida personal, mientras se encuentra promocionando su nueva serie The Son en donde interpreta a un hombre rico de una familia de Texas.

En la entrevista también habló de su crianza sin un padre, pues este lo abandonó tiempo antes que naciera: “Sé lo que es criar hijos (…) Puede ser un camino muy duro. Mis instintos paternos están en mí. Y no vienen de nadie porque no tuve a nadie”.