Por Maximiliano Díaz
4 diciembre, 2017

Este podría ser el desafío más difícil del exclusivo pokémon inicial.

Pikachu es el ícono más reconocible de Pokémon: una de las franquicias de Nintendo más exitosas, junto con Super Mario, Metroid, y Zelda. El pokémon eléctrico, si bien no es el primero en haber sido creado, el más fuerte, ni el más original, ha sido utilizado durante años por la franquicia. Probablemente, debido al éxito que le valió ser el pokémon acompañante de Ash en la adaptación animada, y ser el protagonista de Pokémon Yellow, para Game Boy Color.

Sin embargo, hoy Pikachu destaca fuera de las consolas y la televisión. Hoy, el fiel acompañante que nunca entra a la pokébola, ha aceptado un trabajo mucho más grande y complicado que batallar:

Ha sido oficialmente escogido como embajador internacional de la ciudad de Osaka, en Japón.

Junto con Hello Kitty, se espera que Pikachu pueda ayudar a Japón a aspirar a la candidatura de anfitrión para el World Expo 2025, un evento que reunirá a una gran cantidad de naciones con el fin de discutir asuntos internacionales.

Es probable que esto no sea nada fácil, ya que, para la fecha, Japón está compitiendo contra Rusia, Francia y Azerbaijan.

En una ceremonia Oficial, Taro Kono, el ministro del exterior de Japón, asignó oficialmente sus nuevos roles a ambos personajes. Para investirlos, les habría asegurado:

Me gustaría que ustedes representaran a Japón, y promovieran activamente la atracción de Osaka dentro y fuera del país.

Con embajadores así, muchos querrán hacer las maletas directo a Japón.

Puede interesarte