Por Camila Cáceres
7 julio, 2017

¡Una genialidad!

Kylie y Kendall no escogieron exactamente el mejor momento para hacer controversia. Los ratings de Keeping Up With The Kardashians tienen a los fans más devotos preocupados, Kim y Kanye aún se recuperan del desastroso 2016 que tuvieron, Khloe y Kourtney pasan por crisis personales y para ponerle guinda a la torta, Rob estaba en guerra con su ex, Blac Chyna (y ya sabemos como acabó eso).

En este contexto, las chicas decidieron lanzar unas remeras que mezclaran “lo clásico” con “lo nuevo”. Por “clásico” se refirieron a bandas icónicas que marcaron sus épocas, y por “nuevo”… por supuesto que se trataba de ellas.

El diseño era un fondo negro, con una imagen opaca de los artistas con ellas en color neón encima.

Peor aún, la mayoría de los artistas escogidos, como Tupac y Notorious BIG, murieron trágicamente antes de su tiempo. Y porque siempre se pueden liar más las cosas, ni las chicas ni sus asistentes pidieron permiso a las familias.

“No sé quien le dijo a Kylie y Kendall Jenner que podían hacer esto. La falta de respeto que mostraron estas chicas conmigo o con cualquier persona conectada a la herencia de [Notorious BIG] me sorprende. No tengo idea porqué pensaron que podían aprovecharse de las muertes de 2pac y mi hijo Christopher para vender ropa. ¡Esto es una falta de respeto, asquerosa y aprovechamiento de lo peor!”

Mi favorita fue la respuesta de Sharon Osbourne a la remera de su esposo, Ozzy:

“Chicas, no se han ganado el derecho de poner su cara junto a iconos de la música. Quédense con lo que conocen… brillo labial”.

Una famosa banda que en realidad no tenía porqué acabar metida en el entuerto decidió aprovechar la ocasión para hacer una suerte de broma a las chicas para ayudar a una excelente causa:

Se trata de Arcade Fire, una popular banda de rock que está por comenzar su gira en Sudamérica.

“Así que Arcade Fire están vendiendo sus propias versiones de *esas* remeras de Kendall y Kylie Jenner”.

A 32 dólares (25 libras) suena un poco costoso, pero el 100% de las ganancias se iban a Partners In Health, una organización global sin fines de lucro que apoya los sistemas de salud donde la situación es más complicada.

¿Así que de alguna forma podríamos decir que Kylie y Kendall lograron ayudar un poco al mundo?

¡Bien jugado, Arcade Fire!

Puede interesarte