Por Ronit Rosenberg
11 junio, 2018

Lo extraño es que Harry cuando estaba soltero siempre ocupaba el puesto principal junto a Wiiliam y su cuñada. ¿Discriminación?

El pasado sábado se llevó a cabo la famosa ceremonia Trooping the Colour”, parada que conmemora cada año el cumpleaños de la Reina Isabel II. El oficial es el 21 de abril, pero en junio se celebra a lo grande en el Palacio de Buckingham. 

Chris Jackson

Tal como estaba previsto y anunciado en las apretada agenda, esta ocasión sería la segunda aparición pública del Príncipe Harry y Meghan Markle como Duques de Sussex, y la primera después de haber regresado a Londres de su luna de miel en Alberta, Canadá.

Todos estaban esperando verlos, pues esta es una ceremonia muy importante y muy ostentosa. Y como es de costumbre, toda la familia real subió a uno de los balcones principales del palacio y saludaron desde allí.

Reuters

Pero como se trata de la Reina Isabel y su familia, resulta que no es llegar y salir al balcón a saludar. Cada uno tiene su lugar donde debe pararse, organizado en función del sitio de la reina, quien estaba conmemorando sus 92 años.

Dan Kitwood

Hace unos días nos enteramos que si el Príncipe Harry y Meghan tienen una o más hijas, serían lamentablemente discriminadas por una ley de la Corona. Y no, no estamos hablando de la sucesión al trono. Se trata de que sus hijos varones podrán heredar títulos nobiliarios, pero no las mujeres.

Y ahora, desafortunadamente, nos dimos cuenta de que los mismos Duques de Sussex serán también discriminados en cada evento público…y seguramente en privado cuando se sientan a comer con la reina también.

Chris Jackson

No es por generar polémica donde no la hay, pero es que fue demasiado evidente y, a mi parecer, de muy mal gusto. Los han dejado en segunda fila en el balcón, ¡incluso han puesto a los niños primero! 

Y no, no solo en segunda fila. Sino que en un lugar que apenas se veía Meghan. De no haber sido por su sombrero rosado alargado (el mismo estilo que usó para el cumpleaños del Príncipe Carlos) que se asomaba un poco, ni nos enterábamos de que estaba allí.

Reuters

Harry, por su altura, se veía un poco más…y aunque no tanto porque el sombrero celeste de Kate le tapaba toda la visión.

Lo peor de todo es que la preferencia fue demasiado evidente. Los Duques de Cambridge, William y Kate, fueron posicionados en primera fila. Pero, la verdad, nadie casi notó a William porque Kate, parada junto al Príncipe Carlos -quien estaba al lado de la reina- se robó toda la película en ese traje celeste pastel del diseñador Alexander McQueen, como todos los años en el mismo evento.

Reuters

Esta vez fue aún más evidente, y con su elegancia y prestancia, le reafirmó a todo el pueblo británico y a la misma Meghan, que ella es la duquesa estrella y que solo le había cedido su protagonismo en la boda. 

Y aunque los Duques de Sussex se vieron muy cariñosos todo el tiempo, y Harry la reconfortaba todo el tiempo porque claramente Meghan estaba nerviosa, fue imposible no notar el desequilibrio que provocan los protocolos de la Corona. Una pena, pues Meghan también debió ser la estrella; lucía maravillosa en un traje de hombros descubiertos de Carolina Herrera.

Chris Jackson

Está bien, entendemos que William será rey de Inglaterra una vez que su padre muera o abdique y Harry no. Pero vamos, esto era el cumpleaños de su abuelita. ¿No podían los nietos estar junto a su abuela, sin preferencias de línea, como en cualquier otra familia durante un cumpleaños?

Y lo que más llama la atención, es que a pesar de que en años anteriores en el mismo evento, William y Kate siempre están en primera fila, a Harry jamás lo dejaban rezagado.

Splash News

Siempre se le veía muy en el balcón junto a su hermano y cuñada…y ahora lo han dejado completamente atrás con su esposa.

Justin Tallis

¿Eso lo explica también las leyes de sucesión a la Corona o…simplemente un capricho de la reina?

Puede interesarte