Por Vicente Quijada
8 marzo, 2018

Cualquier cosa es válida a la hora de cuidar a tus pequeños.

Si hay una etapa que aún no vivo, pero que me tiene los pelos de punta, es la paternidad. Y es que esta complicada y vital labor no viene con un manual de instrucciones, y a veces nos enfrentaremos a situaciones que simplemente se escaparán de nuestras inexpertas manos.

Pero por suerte siempre está la creatividad, un arma a la que podemos echar a mano cuando ya no queda ni una salida racional.

1. Dos cintas adhesivas y tarde resuelta.

Imgur

2. Hay que adaptar los incentivos a los tiempos de hoy.

Buzzfeed

La clave del WiFi de hoy podrá ser desbloqueado enviando una foto de la cocina limpia a mamá. La dicha fotografía debe contener una caja de galletitas sobre la mesa cerca de la estufa (para prevenir el re-uso de fotos previas). Gracias por jugar. Que la suerte te acompañe. 

Con cariño, mamá. 


3. Mecer el columpio desde la comodidad de tu porche.

Imgur

4. O tomar medidas extremas ante las peleas entre hermanos.

Imgur

5. ¿Se te olvidó comprar un disfraz? Siempre pueden ser artículos del catálogo de Argos.

Buzzfeed

6. Si las escaleras son acolchadas, podrá caerse todo lo que quiera.

Buzzfeed

7. Nada mejor que avergonzarte para dar un ejemplo.

Imgur

Pregúntenle a mis chicas si aún creen que los pantalones cortos “cortos” son “demasiado lindos. 


8. O avergonzarla para que no vuelva a hacerlo.

Imgur

Le mentí a mi papá.


9. Sacarle provecho a las situaciones “desafortunadas”.

Buzzfeed

Casa Interrumpida, 2017.

Marcador en pintura látex. 

Un regalo para mis padres, de sorpresa. 


10.

Imgur

No importa que tan grande sea el caos generado por tu hijo, siempre habrá alguna solución.

Puede interesarte