Por Francisco Lira
16 Enero, 2014

La gente de Improve Everywhere armó una orquesta callejera y puso un cartel que decía: “diríjanos”. La idea fue que los transeuntes tuviesen la posibilidad de dirigir una orquesta de clase mundial y que respondía a los cambios de ritmo de los “directores”. El resultado: una bella experiencia.

Original

Te puede interesar