Por Katherine Gallardo
13 Julio, 2017

“Sus piernas son increíbles” es sólo algunas de las cosas que les habría dicho a sus asistentes.

Dicen que un caballero no tiene memoria, pero quienes los rodean, no perdonan. Lamentable o no, ni siquiera siendo un Kennedy te salvas de eso. Una ex asistente de JFK Jr. reveló nuevos antecedentes de la misteriosa reunión que habrían tenido él y Diana en 1995.

RoseMarie Terenzio fue una de las asistentes ejecutivas de JFK Jr. De acuerdo a su testimonio, él estaba interesado en que Diana posara para su revista “George”, por lo que acordaron reunirse en el Hotel Carlyle de Nueva York.

JFK se habría mostrado nervioso ya que temía que la información del encuentro se filtrara y pensaba que habrían paparazzis por todos lados. Aún así, de acuerdo a su testimonio, la reunión ocurrió.

“Tiene unas piernas increíbles. Es realmente alta y también muy tímida. Adorable”, es lo que Terenzio recuerda haber escuchado de boca del hijo del ex presidente de Estados Unidos.

Aquí es cuando una amiga ansiosa te para y dice YA, PERO ¿Y QUÉ PASÓ?

Según un supuesto amigo de Diana y de acuerdo a rumores que vuelven a resurgir luego de la confesión de Terenzio, habrían tenido un romance pasajero que no duró más de aquella noche.

Pau Burrell, un mayordomo de Palacio, siempre ha negado la historia. “Es una fantasía que no tiene mucho sentido. Que la Princesa haya tenido un affaire con JFK Jr. es simplemente mentira”.

En lo personal, también me parece dudoso. A Diana la perseguían incansablemente, ¿de verdad no habría una foto de aquel encuentro? ¿Sobre todo luego de reunirse en un hotel tan famoso como el Carlyle?