Por Luis Aranguren
24 julio, 2019

Un padre amoroso es el mejor ejemplo que tiene una madre para enseñar a sus hijas a escoger al hombre correcto. Si fue cuidada en casa, no querrá que se le acerque ningún patán.

Dicen que la educación viene del hogar y no hay mejor forma de ejercerla que con el ejemplo, es por esto que unos padres amorosos y comprensivos son la base para establecer una familia. Los hijos son como esponjas que absorben todo lo que ven y luego lo devuelven.

Freepik

Pero en algún momento de sus vidas crecen y se dan cuenta que es momento de independizarse, para encontrar su camino y al amor de su vida. Es ahí donde las madres aconsejan a sus pequeñas a escoger bien el camino, también a seleccionar un buen hombre que las acompañe por el resto de sus vidas.

Pixabay

En verdad es un consejo bien simple para encontrar parejas, ellas solo quieren que encuentren a un hombre que las ame como su papá amo a su madre. De ese modo habrá valido todo el esfuerzo hecho durante tanto tiempo por la pareja de amorosos padres según la escritora Amanda Motisi.

Pixabay

También es necesario que ese hombre les sea amoroso con sus hijos como se lo fue ese padre con su hija, quién escogerá al que ella cree que es el amor de su vida.

La verdad es que la palabra amor será repetida a lo largo de este artículo debido a su influencia en las relaciones interpersonales. Pues además de un sentimiento es una energía que fluye a través de todos y hace del mundo algo mejor para habitar.

Freepik

Este se presenta en cada detalle, desde el primer momento en el que el hombre que ella escogió le dice lo hermosa que se ve al despertarse. Los pequeños detalles son los que valen, porque una mirada sincera a los ojos tendrá más peso que mil regalos y eso es por lo que una madre velará.

Las madres tienen el conocimiento divino que se obtiene con los años de ser mujer, haber traído vida al mundo y por eso se fijan en lo que es realmente importante.

Pixabay

Naturalmente querrán transmitir ese conocimiento a sus hijas y que eviten malas experiencias. Porque ellas saben que existe alguien dispuesto a hacer la vida de su pequeña mejor, alguien con la disposición de encontrar cosas que los conecten y permitan realmente conocer la felicidad de vivir.

A todas las hijas que leen esto les pedimos pensar que más adelante serán madres y que dondequiera que estén sus padres las aman así que asegúrense de elegir un hombre que las ame igual o más de lo que sus padres las amó.

 

Puede interesarte