Por Kat Gallardo
21 agosto, 2017

Ella y Carlos cometieron un mínimo error que los aleja de la corona.

Hay que prestar mucha atención para entender esto como se debe. Ni siquiera es necesario ir a leer nuevamente los libros de historia, pero sí requerirás mucha concentración. La tradición y las leyes dictan que para ser Reina de Inglaterra, debes: estar casada legal y constitucionalmente con el Rey, o ser coronada por derecho de acuerdo a la primera coronación para mujeres, establecida por Mary Tudor en 1553.

Dicho sea de paso, ni aunque Diana de Gales estuviera viva hubiera sido la próxima Reina, debido a que por derecho propio no era de la familia real y cuando falleció en 1997, estaba divorciada de Carlos. En este caso, el divorcio se interpreta como una renuncia a la realeza y de acuerdo a las leyes de la Corona, cometió traición al haber tenido un romance extra matrimonial mientras aún estaba casada legalmente con Carlos.

PA

En cuanto a Camila Parker, la segunda esposa del Príncipe Carlos, debes saber que aunque hayas visto una ceremonia, la verdad es que no están “realmente casados”. Y aquí viene lo complejo. Legalmente, la familia real no es como otros ciudadanos ingleses. A la Reina no se le puede perseguir por ningún crimen debido a que es ella quien persigue. Tiene la facultad de decirle al Primer Ministro que está equivocado, aunque de forma privada, no necesitan licencia de conducir para conducir y no contraen matrimonio civil.

La Reina es la líder de la Iglesia de Inglaterra. Carlos y William algún día también lo serán y es por eso que se casan en una iglesia. Pero el día en que Carlos y Camila quisieron contraer matrimonio, algo pasó. Luego de que diversos expertos opinaran sobre el tema, se decidió que el matrimonio entre ambos era legal, a pesar de ser una ceremonia civil, ya que de acuerdo a los derechos humanos, nada puede impedir que dos personas contraigan matrimonio.

PA

Sin embargo, el “matrimonio” de Carlos no marcó ningún precedente en la monarquía, ya que ninguno de los otros seis matrimonios reales posteriores han sido civiles. Entonces, si el matrimonio está reconocido por el estado, pero no por la Constitución, no puedes ser coronada como Reina, a pesar de que sea tu esposo quien se corone como la cabeza del estado y a pesar de que tu matrimonio sea constitucional.

Carlos podría tirar todo esto a la basura y hacer que coronen de todas formas a Camila, pero los expertos debatirán por años si ella es reina de verdad o no. Y si no es coronada, lo cual ha ocurrido con otras esposas por diversas razones, su matrimonio será el único en todo el reino en el cual la esposa está legalmente subordinada a su esposo. El problema de esto es que debido a esta condición, la mujer no estaría habilitada para reclamar ningún título, derecho, propiedad ni privilegios que le corresponden.

PA

El ejemplo más reciente de esto fue cuando Eduardo VIII prentedía casarse con una americana divorciada, para lo cual sugirió un matrimonio de este tipo, en donde él sería el Rey pero ella jamás sería la Reina. El parlamento no estaba dispuesto a respaldar esto, por lo que terminó abdicando de la Corona.

Pero Carlos y Camila están conscientes de lo que hicieron. De hecho, se pudieron haber casado por la Iglesia de Inglaterra, ya que nada impide que las personas divorciadas se puedan volver a casar. Otros miembros de la realeza ya lo han hecho, pero ellos optaron por la otra salida.

Así que, a pesar de que coronen a Camila y la llamen Reina, hay grandes posibilidades de que JAMÁS lo sea legalmente.

PA

Puede interesarte