Por Antonio Rosselot
27 noviembre, 2020

Sabemos que Keanu es un hombre sencillo que no gusta de lujos ni ostentaciones, por lo que ha ocupado su fortuna —que ascendería a los 360 millones de dólares— en donaciones a beneficencia y en algunos negocios personales relacionados a sus hobbies.

No hay mucho que decir acerca de Keanu Reeves. Simplemente lo adoramos.

Es una superestrella de Hollywood, ha participado de grandes producciones en el pasado y actualmente está viviendo una especie de relanzamiento de su carrera gracias a las franquicias de John Wick Matrix, que en este minuto está rodando su cuarta película.

De acuerdo a lo expuesto por GQ España, el actor de 55 años —que a la vez es músico, empresario, escritor y productor— ha logrado ganar una fortuna de aproximadamente 360 millones de dólares en su vasta carrera. Cabe mencionar que más de la mitad de ese monto fue fruto de la trilogía de Matrix, con la que ganó más de 200 millones de dólares.

Warner Bros. Pictures

Pero lo que más seguidores le ha valido es su sencillo estilo de vida, sin mayores lujos y demostrando que, tal como alguna vez dijo él mismo, “el dinero no significa nada para mí”.

Tomando en cuenta los millones de dólares que ha ganado en su carrera, muchos esperarían que el actor cumpla con los estándares que generalmente se esperan de una personalidad de su calibre, con mansiones enormes, seguridad 24/7 y alguna colección tan bizarra como costosa.

Reuters

Pero Reeves es distinto. Viaja en metro, a pie, no viste a diseñadores caros y tampoco rechaza las fotos que le piden en las calles; él sabe que mientras más normal y genuino sea, menos lo van a hostigar.

“He ganado mucho dinero, pero quiero disfrutar de la vida y no estresarme engordando mi cuenta bancaria. Regalo mucho y vivo de forma sencilla, básicamente en hoteles con una maleta. Todos sabemos que tener buena salud es mucho más importante”.

—Keanu Reeves a hollywood.com

YouTube / 3ATIVE VFX Studio

Keanu sabe de donaciones. Si bien los montos regalados no conocen la luz pública, ha demostrado varias veces su apoyo incondicional a organizaciones como PETA, SickKids Foundation y Stand Up to Cancer, entre otras.

A su vez, también ha invertido parte de su fortuna en algunos negocios relacionados directamente a sus hobbies, tales como su productora Company Films, una editorial de libros y también Arch Motorcycle Company, una fábrica de motocicletas de lujo personalizadas. Tomando en cuenta que las motos son su pasión, podríamos decir que pudo sacarle provecho económico a eso también.

Así es Keanu: un hombre preocupado de ser feliz, y eso no necesariamente se lo da el dinero. Porque la riqueza no está en la acumulación, sino que en necesitar menos.

Puede interesarte