Por Daniela Morano
7 agosto, 2018

Parece que ya nadie de la familia quiere a la reina cerca.

La realeza española ha dado mucho de que hablar durante este año, y no por cosas buenas. Especialmente en el caso de Letizia, quien ha sido atacada por los medios constantemente desde la polémica con su hija Sofía cuando le pegó un manotazo en frente de todos, hasta el tenso momento que vivieron ella y la Reina Sofía durante una misa.

Gtres

En esa instancia, nuera y suegra se enfrentaron en una silenciosa pero evidente discusión cuando la Reina impide que sus dos nietas se tomen una foto junto a su abuela. Felipe, su esposo, se acerca y conversa con ambas. Finalmente las dos niñas no se toman fotos con ella en la importante misa de resurrección realizada todos los años.

Gtres

Sin embargo pareciera que ahora los problemas no sólo afectan a Letizia con sus familiares, sino que también a su propio esposo.

Tanto Letizia y sus hijas como Felipe viajaron hasta Palma de Mallorca para atender la Copa del Rey y se embarcaron en un lujoso yate. Como es costumbre, estaban rodeados de paparazzis listos y dispuestos a encontrar la mejor foto para vender.

Gtres

Y fue eso justamente lo que lograron, pues en un momento se ve cómo Letizia se acerca a su esposo para darle un beso en la mejilla y éste le hace el quite.

Con todo el resto y sus hijas, el rey de España se ve perfectamente cómodo.

Mientras que Letizia debió hacer como si nada pasara.

El incómodo momento casi pasó desapercibido, hasta que más tarde de nuevo ella se acerca a él para darle dos besos, y él sólo le permite uno, muy breve.


En España al parecer estas acciones tienen un peso importante, aunque la familia real intente excusar esto como una cuestión de protocolo.

Quizás los problemas con su suegra le están pasando la cuenta a Letizia. O quizás los medios están muy interesados en vender una nueva polémica.

Puede interesarte