Por Hisashi Tanida
26 octubre, 2017

Cuando el planeta se convierta en una sola nación, propongo que Rihanna sea nuestra moneda de cambio.

Esta semana, Drake hizo lo que cualquier otro escorpión hubiera hecho en estas fechas: celebrar su cumpleaños con escándalo. Tomando sus 31 años a la inversa, el rapero decidió celebrar simbólicamente una especie de Bar Mitzvah en una fiesta que tuvo como invitados a Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire y Jamie Foxx entre muchos más. Pero hubo una persona que faltó en al fiesta: Rihanna.

Robyn Rihanna Fenty, una mujer maravillosa, empresaria y cantante, decidió deliberadamente faltar a la fiesta de cumpleaños de su ex novio donde aparentemente celebraba el paso de ser un joven a ser un adulto, aunque quizás este proceso no esté completo. Puedes llorar en tu cumpleaños Drake, es tu fiesta.

Thanks Tom Ford for the icey jacket

A post shared by champagnepapi (@champagnepapi) on

Drake lució en su fiesta una chaqueta verde Tom Ford que, aceptémoslo, le queda perfecto. Sin embargo, es sabido que RiRi no tiene nada que envidiarle. 

El local estaba adornado con fotos de Drake cuando joven y la palabra Papi a lo largo de todo el local, una alusión a su pseudónimo en Instagram, «ChampagnePapi». Además, le regalaron 31 botellas de champaña, una por cada año de vida. ¿Y en qué estaba Rihanna esa noche? probablemente contando su dinero.

https://www.instagram.com/p/BaptwKyHlo9/

Esperamos que Rihanna y Drake no se reúnan nunca más en la vida. A menos que sea para sacar otro tema como Work.

Puede interesarte