Por Camila Cáceres
1 agosto, 2017

“Perdió las ganas de vivir”.

Diferentes fuentes han confirmado a los medios que la crisis en la familia Kardashian ha alcanzado un punto álgido. Después del catastrófico final de su relación con Blac Chyna y la reacción de su familia, en que no todos se pusieron de su lado porque ¿liberar material sexual de tu ex, Rob? ¿En serio? ¿Después de lo que pasó con Kim? Así que la situación realmente no anda bien entre los hermanos, pero el apoyo de Khloé y de su madre tampoco ha tenido mucho efecto.

GC Images

Alguien cercano a Rob confesó a Radar:

“Es lo más obeso que ha estado alguna vez. Pesa al menos 150 kilos— no estamos seguros porque la balanza no da más. En cualquier momento le va a dar un paro cardiaco”.

Es importante recordar que el joven heredero ya sufre de diabetes tipo 2, una enfermedad que el 2015 lo dejó en el hospital.

Splash

Kris, según todas las fuentes, ya no sabe qué hacer.

Ha dejado de darle dinero y cortado su acceso a fondos. Khloé está cubriendo sus gastos inmediatos, mientras Rob viva con ella, pero no pueden vivir así indefinidamente y no sólo porque Rob tendrá poco de vida si sigue así.

Varios conflictos internos han comenzado a formarse entre quienes opinan que Rob no va a cambiar a menos que lo obliguen, posiblemente internándolo en un hospital, y quienes confían que se recuperará solo, una esperanza que cada vez parece más imposible.

Splash

Sus amigos y cercanos rescatan la importancia de la presencia de Dream en su vida:

“Rob perdió las ganas de vivir y si no fuera por su niña, probablemente ya habría muerto”.

Afortunadamente, Blac Chyna acordó una custodia compartida y Rob tiene asegurada la presencia de su hermosa hija en su vida.

Esperemos que logre salir adelante.

Puede interesarte