Los dos actores eran muy amigos y fue Williams quien lo ayudó con su humor a sobrellevar la desesperación que sentía y que lo había hecho “renunciar a la vida”.

Todos quienes recordamos a ese primer y legendario Superman de 1978, también recordamos el trágico accidente que envolvió al actor que se vistió bajo la capa de héroe, Christopher Reeve, y que lo dejó paralizado casi en su totalidad producto de una caída a caballo.

Y si bien en un momento Reeve vio que su vida ya no tenía sentido tras el accidente, fue gracias al poder de la risa y genial sentido del humor del actor Robin Williams lo que le devolvió esas ganas de vivir y enfrentar todo lo que estaba viviendo.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Tras el accidente que sufrió Reeve en 1995, al caerse del equino y fracturarse dos vértebras cervicales, Williams siempre estuvo a su lado, como un miembro más de la familia ya que ambos actores mantenían una fuerte amistad.

Getty Images

Momentos antes de una complicada cirugía en la que Reeve solo tenía un 50% de probabilidades de salir con vida, Robin Williams se presentó de sorpresa en la habitación del hospital haciéndose pasar por un proctólogo ruso llamado Dr. Kosevich dispuesto a “hacerle un examen rectal a Superman”. 

Era un momento especialmente oscuro de mi vida y de repente abrió la puerta un tipo bajito con un gorro azul, bata quirúrgica y gafas que hablaba con acento ruso”, contó después Reeve.

“Me reí por primera vez desde el accidente. Mi viejo amigo me ayudó a saber que, de alguna forma, todo iba a salir bien”, relató el más carismático Superman de Hollywood. Esa simple risa fue lo que a Reeve le devolvió el significado de la vida y de luchar por ella.

Getty Images

Una década después, Reeve moriría el 10 de octubre de 2004 a los 52 años, tras enfrentar la lucha más grande de su vida.

Pero Williams de igual forma estuvo allí para la familia del actor tras su fallecimiento. Tanto fue su compañía, que los hijos de Reeve rindieron homenaje a Robin tras su muerte en 2014 diciéndole al mundo que no lo recordarán solo como un comediante y un actor brillante, sino también como el hombre que ayudó a recuperar la risa en la vida de su padre.

Getty Images

La familia siempre atesorará a Williams por todo lo que hizo por Reeve, agregando que: “… Más allá del regalo de la risa, le dio a nuestra familia y a la Fundación Reeve el regalo de su amistad simple y firme”

Ahora Reeve y Williams están juntos en lo alto.

Puede interesarte