Por Lucas Rodríguez
25 marzo, 2020

El legendario tenista decidió que esos recursos estaban mejor en manos de quienes los necesitan que en su cuenta bancaria.

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos preguntado por qué si nosotros ganamos un sueldo por 8 horas de trabajo diarias, hay personas que por el mismo trabajo, o incluso por menos (o en ocasiones, trabajo aparentemente menos agotador y desgastante), ganas muchísimas veces más que nosotros. Así es la economía mundial: las personas que se destacan, sea tanto por sus propias capacidades destacadas en algún ámbito, como por haber tenido una idea genial y haberle llevado a buen puerto, consiguen aumentar sus ganancias hasta mucho más allá de lo que la mayoría de nosotros conseguiremos ver algún día. 

@rogerfederer

Mientras se trate de algo conseguido a base de esfuerzo y mérito, podemos comprender que algunas personas sean premiadas con este status envidiable. Especialmente cuando se trata de los deportistas de elite, basta con ver sus proezas en la cancha para comprender por qué se merecen los cheques gordos. Aun más fácil es cuando estamos hablando de uno de los tenistas top del mundo, como Roger Federer. El tenista suizo ya pasó varias veces a la historia debido a sus amplios triunfos dentro de los court. Todos estamos de acuerdo en que srá recordado por siempre como uno de los mejores; para no pocas personas, será recordado como el mejor que ha vivido.

@rogerfederer

Pero todo ese triunfo no significaría nada, si no fuera de la mano con una buena forma de ser y una generosidad a la par con su talento. No hay que preocuparse: Roger demostró que lo suyo no es la avaricia o el egoísmo con una reciente declaración por Twitter. En una gentil foto junto a su esposa, el suizo declaró que donará un millón de francos de su país (el equivalente a un poco más de 1 millón de dólares americanos) a quienes se están preocupando de ayudar a las familias más vulnerables a la pandemia de coronavirus. 

@rogerfederer

Aparte de anunciar su donación, Roger llamó a que muchos otros aletas o famosos de éxito como él se sumen a su campaña. Luchar contra esta enfermedad es cosa de todos, por lo que a él le parece natural que sean quienes más tienen, los que más entreguen. Podemos ver una clara similitud entre su manera de pensar y la mentalidad que lo ha llevado a ganar tantos grand slams y difíciles partidos de tenis. Roger será por siempre un campeón, incluso luego de que se haya retirado de las canchas. 

Puede interesarte