Por Lucas Rodríguez
4 julio, 2019

La botella de gin pertenecía a su propia marca, lo que no justifica el desastre que causó intentando llevar a cabo este complicado reto.

La historia de los retos de la redes sociales ha visto de todo. Desde estupidez absoluta (¿recuerdan el ‘Bird Box Challenge’? Las personas que resultan heridas llevándolo a cabo seguro lo hacen) a cosas bien intencionadas pero algo extrañas (el ‘Ice Bucket Challenge’, algo de lo que estamos seguros nuestros nietos no dejaran de preguntarnos). Todos sabemos que el Internet es capaz de lo que sea.

La más reciente adición a la lista no es tan extraño como debería ser. De hecho, me atrevería a decir que es uno de los más difíciles. Corrijamos eso: es prácticamente imposible. Abrir una botella de una patada es una locura, una verdadera locura. 

La verdad es que las personas capaces de llevar a cabo este reto de manera exitosa, se merecen todo el respeto de las personas que estamos ocupadas tratando de llevar a cabo nuestros días. Pero si hay alguien que se ha transformado en el especialista en quitarle todo el respeto a las cosas, ese es Ryan Reynolds.

Ya pueden imaginarse hacia donde va esta cosa: Deadpool intentó el reto de la tapa de botella.

Vamos a lo obvio: no le resulta. De hecho, la botella vuela por los aires y se rompe en mil pedazos fuera de cámara. No podría ocurrir de otra manera. Pero como nos hemos acostumbrado con Ryan, lo importante no es el resultado, sino que el proceso que llevó a ello. Dios está en los detalles, como dice la gente que usa dichos sin sentido para alargar la extensión de sus artículos. 

Lo divertido de este video, es que Ryan decidió contar la historia de la botella. Recurriendo a esa clásica historia del o la joven de un pequeño pueblo que llega a la gran ciudad para realizar sus sueños, la botella se baja de un bus, recorre la ciudad.

Youtube: Ryan Reynolds

Incluso ve un atardecer sobre el río.

Youtube: Ryan Reynolds

Hasta que ocurre lo de siempre: la inocente botella con modales de pueblo y sueños en sus ojos, se topa con un famoso que le promete fama y fortuna, pero termina abusando de ella. O en este caso, lanzando una patada sobre su tapa. No es una gran analogía, pero es la que tenemos.

Youtube: Ryan Reynolds

Es calmante tener la certeza de que siempre podemos estar seguros que si hay alguien que va a estar ahí para ridiculizar lo que sea que ocurra. Qué buen casting fue el de Deadpool, en serio. 

 

 

Puede interesarte