Por Antonio Rosselot
12 agosto, 2019

El pequeño Louis Fowler estaba tan hipnotizado con su ídolo, que se le olvidó por completo mirar al frente mientras lo perseguía. Pero no hay ningún dolor que el «Faraón» Salah no pueda sanar ❤️

Hay muchos que están dispuestos a llegar a límites extremos sólo para tener un mínimo contacto con sus ídolos de la vida. Pero el pequeño Louis Fowler, de tan solo 11 años, llevó esta premisa al extremo y puso su nariz a disposición del destino por una foto con Mohamed Salah, el delantero estrella del Liverpool de la liga inglesa.

Louis y su hermano Isaac, de 10 años, estaban esperando expectantes fuera del complejo deportivo de Melwood, donde todos los días entrena el plantel de los «Reds». La posibilidad de toparse con sus ídolos futbolísticos era algo más concreto que nunca, y los pequeños estaban concentrados y enfocados en lograr algún botín para el recuerdo…hasta que apareció Mo Salah.

Melwood, complejo de entrenamiento del Liverpool FC. (Getty Images)

El delantero egipcio estaba dejando el complejo de Melwood a bordo de su lujoso Bentley, y apenas se comenzó a mover, los dos pequeños Fowler salieron persiguiéndolo frenéticamente. Pero Louis estaba tan hipnotizado con la posibilidad de saludar a su gran ídolo, que no se dio cuenta de que había un poste de luz en su camino.

Y bueno, se dio un gran tortazo de frente, lo suficientemente fuerte para quedar inconsciente por unos segundos y con la nariz rota.

Sin embargo, nadie esperaba lo que sucedería después. Mientras los Fowler —y Louis, sobre todo— estaban tratando de entender aún el accidente, Salah detuvo su carro y bajó a ver cómo estaba el pequeño lesionado.

TW: @joecooper93

El aspecto de Louis no era el mejor: ojos llorosos, cara hinchada y una nariz tan roja como la camiseta del Liverpool, pero ni eso le quitó el placer de tomarse una foto con su ídolo máximo. Isaac, su hermano, aprovechó el envión y se quedó con una foto para él también.

TW: @joecooper93

El pequeño fue llevado a un hospital de la zona, donde le re-encajaron la nariz. Por suerte no sufrió ningún otro daño, y si lo hubiese sufrido, la experiencia de hacerse una foto con Salah supera todo lo malo. Joe Cooper, el padrastro de los chicos, agradeció a Mo por su cariñoso gesto.

 

 

TW: @joecooper93

«@MoSalah, gracias por volver a chequear que mis chicos estuviesen bien después de que Louis se noqueara a sí mismo tratando de recibir un saludo tuyo! Te adora demasiado, y el dolor se le fue inmediatamente cuando viniste a abrazarlo. Él dijo que el reajuste de nariz valió totalmente la pena. Eres un tipo genial y un caballero de verdad! #ReyEgipcio»

Joe Cooper (@joecooper93), padrastro de los chicos

Mo Salah cumplió el sueño del pequeño Louis Fowler, y si bien le costó bastante caro, ¡la satisfacción del niño será para toda la vida!

Puede interesarte